Nombre oficial
República Bolivariana de Venezuela
Gentilicio
Venezolanos
Capital:
Caracas
Idioma Oficial
Castellano
Población
30.102.382 (est. 2010)
Presidente
Hugo Rafael Chávez Frías
Prefijo Internacional
0058
Zona horaria
UTC -4:30
Moneda
Bolívar fuerte
Otros grandes Centros Urbanos
Maracaibo, Valencia, Maracay, Barquismeto, Ciudad Guayana y Maturín
Superficie
916.445 Km2 (Desde 1899 Venezuela reclama como propios 159.500 Km2 del territorio de Guyana, más de la mitad de la superficie de la ex colonia anteriormente conocida cono Guyana Británica)
Geografía y clima
se divide en regiones marcadamente diferentes en su topografía y clima
Economía
es una nación que desde la década de 1930 ha dependido casi por completo de la producción y exportación de petróleo
Qué ropa usar
fresca y liviana
Tips
Fechas nacionales: 19 de abril, 1 de mayo, 24 de junio, 5 y 24 de julio y 12 de octubre.
Sitios imprescindibles
Caracas, Maracaibo, Mérida, Colonia Tovar


 
 
HISTORIA
República Bolivariana de Venezuela:
VENEZUELA: PLAYAS, PETRÓLEO Y REVOLUCIONES
República Bolivariana de Venezuela - HISTORIA

Todos se ven deslumbrados al descubrir Venezuela, tal como le sucedió a Cristóbal Colón cuando desembarcó por primera vez en continente americano. Recorrer sus costas o adentrarse en el llano es atravesar una historia de revueltas y de héroes, como el mismísimo Simón Bolívar, y pisar el suelo en que se soñó con una América unida. Ese mismo suelo del que brotó el petróleo que cambiaría su historia, esta historia que todavía se escribe con agitación y vehemencia, y la alegría de un pueblo que se debate en pos de un futuro próspero.

EL DESEMBARCO DE CRISTOBAL COLÓN.

La presencia de comunidades paleolíticas en territorio venezolano se remonta por lo menos al año 5.000 AC. Las primeras tribus con cierto desarrollo cultural fueron los chibchas en la región centro occidental, los arahuacos en la amazonía, los timotes huicas en la zona andina y los caribes en las zonas costeras.

El contacto con los europeos surge a partir del tercer viaje de Cristóbal Colón a America en el año 1498. El descubridor de América pisó por primera vez tierra firme continental en Venezuela. Luego remontó el Orinoco y a su regreso exploró desde la costa hasta la isla Margarita. La primera expedición que recorrió Venezuela estuvo a cargo de Alonso de Ojeda, un año después de la llegada de Colón. De su recorrida, y de la impresión que le causaron las casas aborígenes construidas en el medio del agua, deriva una de las hipótesis sobre el nombre del país: se dice que a Ojeda esta imagen le recordó la ciudad de Venecia, por lo que la habría bautizado como “Venezuela”, en el sentido de una “pequeña Venecia”.

Tras vencer la resistencia de los grupos indígenas, muchas veces feroz, los españoles crearon en 1501 la gobernación de Coquibacoa, que luego fue cambiando de nombre y extensión hasta convertirse en 1717 en parte del Virreinato de Nueva Granada junto a los actuales territorios de Colombia, Ecuador, Panamá y parte de Brasil y Perú.

En 1528 el rey español Carlos V firmó un pacto con los banqueros alemanes respecto de la conquista y explotación de estas tierras. Los alemanes llegaron a Coro en 1529 conducidos por Ambrosio Alfinger, considerados uno de los conquistadores más crueles de aquella época. Los alemanes fundaron un asentamiento en Maracaibo luego de una serie de batallas sangrientas contra los Coquivacoa, aborígenes de la zona. La bautizaron Nueva Nuremberg, nombre que los españoles cambiaron por Maracaibo cuando los alemanes abandonaron Venezuela por la canecelación de los acuerdos con la corona española.

A finales del siglo XVI, con el comienzo de la explotación de oro, se introdujo la esclavitud, primero de indígenas nativos, luego también de africanos. Pero esta actividad no llegó a tener relevancia, en comparación con la explotación de oro y plata que los europeos podían llevar a cabo en otros virreinatos. La principal actividad venezolana era agropecuaria.

 

LA GESTA BOLIVARIANA Y LA INDEPENDENCIA

En 1742 el país logró su primera autonomía, como Capitanía General de Venezuela. Durante el periodo colonial experimentó numerosas rebeliones indígenas, entre las que se destacó la insurrección del cacique Guaicapurom, y ataques constantes de los corsarios ingleses interesados en aprovisionarse a costa de sus poblados y depredar sus riquezas.

El primer conato independentista fue liderado por el esclavo negro José Leonardo Chirino en 1795, pero su proclama republicana pronto fue ahogada por las armas realistas. El intelectual criollo Francisco de Miranda intentó lanzar dos nuevos levantamientos independentistas en 1806. Las expediciones militares partieron desde Haití y fueron lideradas por Miranda. Aunque contaban con el apoyo los británicos, resultaron en un fracaso por la reacción de las tropas españolas.

El 19 de abril de 1810 los criollos caraqueños destituyeron al gobernador español y proclamaron un gobierno independiente bajo la jefatura de Miransa. La primera república terminó en julio de 1812 cuando el gobierno patriota se rindió ante las tropas españolas.

En 1813 el militar Simón Bolívar regresó del exilio en Curazao al frente de un contingente de tropas y logró liberar Caracas tras una ardua campaña militar. La segunda república cayó ante una rebelión de los grupos realistas locales en agosto 1814. Bolívar volvería a Venezuela a fines de 1815. Con un centenar de hombres que había logrado reunir en su destierro en tierra haitiana, desembarcó en la Isla Margarita y la liberó de la presencia española. Al tocar tierra firme sufrió una dura derrota. Regresó al año siguiente con un nuevo ejército patriota y logró avanzar hacia tierra firme con el creciente apoyo de los pobladores locales. En los años posteriores las fuerzas independentistas lograrían avances constates bajo el liderazgo de Bolívar. La batalla decisiva de se libró en Carabobo el 24 de junio de 1824. El triunfo patriota destruyó el último ejército realista en el norte de Sudamérica y tras la batalla naval del Lago de Maracaibo en 1823, el poderío español fue totalmente desterrado.

 

LA SECESIÓN Y LA GUERRA FEDERAL

Venezuela pasó a formar parte de la Gran Colombia, el gran estado en el que compartía su territorio con Colombia, Ecuador y Panamá.

A mediados de la década de 1820 comenzaron a entrar en acción en Venezuela los movimientos separatistas, en principio opuestos en dos grupos: los seguidores del caudillo José Antonio Páez y los de Bolívar. Ambos grupos apuntaban a la independencia respecto del gobierno de Bogotá. Luego de que Páez fuera suspendido de su cargo por el gobierno central, por “extralimitarse en sus funciones”, se creó el movimiento “La Cosiata”, que nombró a Páez como Jefe de Departamento de Venezuela.

Para evitar la profundización del conflicto, que podría haber derivado en una guerra civil, Bolívar confirmo a Páez en su cargo y reconoció su poder, para luego instalarse en Bogotá, donde en 1828 un grupo radicalizado intentó asesinarlo. Al año siguiente una asamblea popular decidió desconocer la autoridad de Bolívar, con la intención de lograr la separación de Colombia.

En 1830 Bolívar realizó su último esfuerzo de unidad de la Gran Colombia: convocó a un Congreso Constituyente, liderado por Sucre. La Constitución redactada no fue aceptada por Venezuela. Bolívar renunció a su cargo como Presidente de la Gran Colombia, y murió en el mes de diciembre. Poco tiempo antes había sido asesinado Sucre.

En abril de 1831, un grupo de independentistas conservadores liderados Páez declararon la secesión de Venezuela. En los años siguientes el país experimentó un periodo de auge y relativa calma política. Pero unas décadas después el país se hallaba recorrido por los conflictos entre liberales y conservadores, disputas que desembocaron en la denominada Guerra Federal.

Los liberales se embanderaban en los ideales de libertad e igualdad, mientras que los conservadores pretendían mantener intacto el orden social sostenido desde la época de la colonia, lo cual implicaba entre otras cosas la esclavitud. El triunfo de los liberales fue coronado con la designación de Juan Crisóstomo Falcón como Presidente de la República, y la firma del Tratado de Coche en 1863 que dio fin a las hostilidades. Luego de la guerra los liberales y conservadores se alternaron en el poder durante más de dos décadas.

En 1899 tuvo lugar el levantamiento militar conocido como la Revolución Azul, liderado por Cipriano Castro, quien destituyó al entonces Presidente Ignacio Andrade y accedió al poder.

 

EL COMIENZO DE LA ERA DEL PETRÓLEO

En 1808 el Vicepresidente Juan Vicente Gomez, además amigo y pariente del Presidente Castro, da un golpe de estado y accede al poder, que no abandonaría hasta su muerte en 1936.

A partir de la década de 1910 el país se transforma al iniciarse la explotación de los inmensos campos petroleros venezolanos. Mientras comenzaba el arribo de millones de extranjeros atraídos por la bonanza, se avanzó en una reforma institucional que amplió las libertades públicas, se fundó un Ejército profesional y una estructura de gobierno centralizado. Todo esto sostuvo el equilibrio del país ante la drástica transformación derivada de los ingresos de la industria petrolífera.

En 1945 se dio un golpe militar, llevado a cabo por partidos de la oposición apoyados por los militares, y se instauró la llamada Junta Revolucionaria de Gobierno, conformada por cuatro civiles y dos militares. Dos años después se celebran elecciones legislativas, mediante el voto secreto, directo y universal, en las que triunfa el partido Acción Democrática, que convocó a elecciones presidenciales. De estas elecciones resultó electo Rómulo Gallegos, quien sería derrocado por los militares a los pocos meses de gobierno.

Al comienzo de la década de 1950, luego de sucesivos golpes y gobiernos democráticos pero poco representativos, accedió al poder el general Marcos Pérez Jiménez, un líder populista que gobernó desde 1952 a 1958 por medio de los grupos paramilitares, discursos cargados de demagogia y la persecución a los opositores. Simultáneamente impulsó un fuerte plan de construcción e inversión en infraestructura.

En 1958 Pérez Jiménez fue derrocado por una rebelión popular, y una Junta de Gobierno se encargó de la transición. Esta Junta de Gobierno impuso el llamado Plan de Emergencia, por el cual se pagaba un salario y se conseguía empleo a todos los obreros y campesinos que lo solicitaran.

Comenzó un periodo político en el que los tres partidos mayoritarios se alternaron en el poder hasta 1989.

 

EL “CARACAZO” Y EL SOCIALISMO DEL SIGLO XXI

En febrero de 1989 se produjo el “Caracazo”, un levantamiento masivo de los sectores urbanos contra las políticas de ajuste del presidente Carlos Andrés Pérez. La aplicación de políticas liberales para frenar la crisis recurrente de la economía venezolana tuvo como consecuencia una década de inestabilidad y el riesgo de un estallido social. En 1998 triunfó en las elecciones presidenciales el nacionalista Hugo Chávez Frías, un ex militar que había cobrado notoriedad en febrero de 1992 al liderar una rebelión contra el presidente Rafael Caldera. Tras dos años en la cárcel, fue beneficiado por una amnistía presidencial.

Desde el momento de su asunción, Chávez comenzó a implementar políticas de corte nacionalista y a adoptar una postura de clara confrontación con los Estados Unidos. Además, se acercó al régimen socialista cubano y a aquellos gobiernos enfrentados con la superpotencia americana. El “socialismo del Siglo XXI”, como denomina el caudillo venezolano a su programa de reformas se dio en paralelo con una clara intención de hegemonizar el escenario político, respaldado con el apoyo recibido desde los sectores bajos mas favorecidos por sus medidas.

El 11 de abril de 2002 un grupo de empresarios y militares logró despojarlo del poder por unas horas y tomarlo como rehén. Pero la reacción de sus seguidores logró que el golpe fracasara ante el riesgo cierto de que la tensión desembocara en una guerra civil. El ex militar volvió a imponerse en las siguientes elecciones por un amplio margen y profundizó el proceso de reformas para transformar el sistema político y económico venezolano en una variante moderna del socialismo.

 

Playas, petróleo y revoluciones”