Nombre oficial
Reino de Tailandia
Gentilicio
Tailandés, tailandesa
Capital:
Bangkok
Idioma Oficial
Tailandés
Población
67.741.401 (según datos de 2014)
Presidente
Bhumibol Adulyadej, conocido también como Rama IX
Prefijo Internacional
+66
Zona horaria
UTC+13
Moneda
Bath tailandés
Otros grandes Centros Urbanos
Chiang Mai, Lampang, Phuket
Superficie
513.120 km2
Geografía y clima
Montañas dominan el sector occidental, de norte a sur; la zona central es una gran planicie fertil que hacia el este se encuentra con la aridez de la meseta Khorat. El clima es tropical húmedo con una gran incidencia de los vientos monzónicos. La temporada de lluvias se extiende desde julio hasta octubre y en general entre noviembre y diciembre prácticamente no llueve. La temperatura media en verano es 38 °C y en invierno 19 °C.
Economía
La economía tailandesa es una de las más importantes de Asia y no ha tocado techo aún. Apoyada en el turismo, la industria arrocera y la industria textil, hoy exhibe cifras de pleno empleo y buenos salarios.
Qué ropa usar
Las temperaturas en Tailandia son calurosas, incluso en invierno es raro que la marca térmica baje de los 15 grados. La recomendación es llevar ropa liviana y fresca, e incluir alguna prenda impermeable y calzado adecuado para la lluvia (durante la temporada de lluvias tienen lugares repentinos chaparrones muy intensos).
Tips
Bangkok, las playas, los parques naturales, los mercados Amphawa y Maeklong.
Sitios imprescindibles
La fiesta nacional Tailandesa es el día del nacimiento del rey, el 5 de diciembre. Al no haber sido colonizado nunca desde sus inicios, los tailandeses no tienen fiesta de la independencia.


 
 
HISTORIA
Reino de Tailandia:
Reino de Tailandia - HISTORIA

El territorio que integra Tailandia ha estado históricamente bajo la influencia cultural de sus gigantes vecinos: India y China. Los estudios realizados a los objetos encontrados en el principal yacimiento arqueológico tailandés, llamado Ban Chiang, revelaron la aparición de características y estilos culturales propias en algunas piezas datadas en el año 4500 antes de nuestra era, aunque la mayor cantidad de objetos se han encontrado en las capas fechadas desde el año 3500 a. C. hasta aproximadamente el año cero. Fue en el comienzo de nuestra era cuando los pueblos de la etnia tai decidieron migrar hacia el sur, escapando del dominio chino. Los tai se establecieron entre las cuencas de los ríos Mekong y Me Nam. Para esa época llevaban un tiempo largo instalados en la zona otros dos pueblos, los mon y los khmer o jemer. Estos últimos desarrollaron una civilización que creció hasta la categoría de Imperio entre los años 800 y 1400 y sus descendientes son mayoría entre los pobladores del vecino país de Camboya.

De Siam a Tailandia

El florecimiento de las primeras ciudades-estado de la cultura tai se dio en el siglo XIII, en consonancia con la decadencia del vecino imperio Jemer. El reino budista de Sukhothai, cuyo inicio se fecha en el 1238, se considera el hecho fundacional de la historia tailandesa. A mediados del siglo XIV esta ciudad fue perdiendo poder, mientras que ciudad de Ayutthaya fue ocupando el centro de la escena política y económica de lo que se conocería como el reino de Siam, llevando las fronteras casi hasta los límites de la moderna Tailandia. A lo largo de su historia Ayutthaya se relacionó comercial y políticamente no sólo con los países y reinos vecinos como los chinos, persas, japoneses e indios sino también con las potencias europeas, estableciendo importantes intercambios comerciales con los franceses, británicos y holandeses. Tanto el nombre de la ciudad como el que eligió su primer rey (Ramathibodi) estaban inspirados en el Ramayana, uno de los textos sagrados de la antigua India. Ramathibodi reinó entre 1350 y 1360 y tomó una serie de medidas para unificar su reino: declaró una religión oficial (el budismo theravada), recopiló y publicó un código legal basado en las costumbres tai y en el Dharmashastra (un texto legal hindú) que se mantuvo vigente hasta fines del siglo XIX y hacia el fin de su reinado logró tomar el control de lo que era hasta entonces la principal ciudad Tai, Sukhothai. Durante el gobierno del rey Narai (entre 1656 y 1688) la corte local y la del rey Luis XIV de Francia mantuvieron fuertes lazos y los embajadores franceses comparaban en riquezas y dimensiones ambas ciudades capitales; desde Francia llegó la primera imprenta, ingenieros que construyeron un nuevo palacio e instalaciones fortificadas y grupos de misioneros que se dedicaban a educar –y también a convertir al catolicismo- a los habitantes de la ciudad e incluso a parte de la familia real. Durante esta etapa el encargado de las relaciones comerciales del reino era un viajero griego llamado Constantinos Phaulkon. Parte de la aristocracia y el clero local recelaban de los contactos con occidente y el catolicismo y al correr la noticia de la inminente muerte del rey, el general Phetracha eliminó al heredero al trono (que ya profesaba la fe católica), al consejero griego del rey y a varios misioneros franceses y se hizo coronar rey. De inmediato expulsó al resto de los extranjeros instalados en el reino dando comienzo a una era de aislamiento en materia de relaciones internacionales principalmente con occidente, aislamiento que duró hasta principios de siglo veinte. Durante la primera mitad del siglo dieciocho el reino vivió un breve período de paz y las ciencias y artes florecieron pero en 1765 sucesivas invasiones desde Birmania empezaron a poner en peligro la hegemonía de Ayutthaya. Luego de un largo sitio que finalizó en 1767 la ciudad fue invadida e incendiada, perdiéndose para siempre los tesoros acumulados en sus bibliotecas y archivos históricos. Las ruinas de la ciudad (mayormente restos del impresionante palacio real) han sido designadas por UNESCO Patrimonio Mundial. La combinación de la invasión de Birmania por China y el surgimiento del liderazgo de Phraya Taksin (un militar tailandés) fueron determinantes para lograr el detener y rechazar a los invasores Birmanos. Junto a la expulsión de los invasores, el mayor legado del rey Taksin fue la reunificación del país, que se había desmembrado luego de la caída de Ayutthaya. Estableció la capital en Thon Buri, en las orillas del río Chao Praya. Su sucesor, Rama I fundó la dinastía Chakri (en el poder hasta el día de hoy) y Bankok, ciudad capital desde entonces hasta nuestros días, en la margen opuesta del río, frente a Thon Buri, y gobernó desde 1782 hasta 1809. Tailandia es el único país del suroeste asiático que nunca fue colonizado por una potencia europea, merced a la habilidad en términos de política exterior y comercial de sus gobernantes. Los sucesivos reyes se aprovecharon de la rivalidad franco-británica en la zona y se convirtieron en una especie de espacio neutral o estado tapón entre la Indochina Francesa (que comprendía parte de los actuales territorios de Vietnam, Camboya y Laos) y los británicos, con India y Birmania a la cabeza. De todas maneras tuvo que pagar altos precios para mantener esta independencia, como fue la cesión de las tres provincias del extremo sur a los británicos, provincias que actualmente integran Malasia. El sistema de monarquía absoluta fue revelándose obsoleto para el siglo XX y a partir de 1932, luego de una reforma política se instaló el sistema de monarquía constitucional similar al de los estados europeos occidentales, con cámaras legislativas elegidas por la población y un primer ministro como jefe de gobierno. El rol del rey que se limitó desde entonces a los asuntos representativos del país y, en el ámbito del culto, a la custodia del tipo de budismo profesado en Tailandia. Rama VII fue el último monarca de la era absoluta y el primero de la constitucional y le tocó liderar al país durante una era de grandes cambios políticos y sociales. Abdicó en 1935 a favor de uno de sus treinta y tres hijos varones, conocido luego como Rama VIII quien estuvo a cargo del trono durante la Segunda Guerra Mundial. Rama VIII era un ferviente aliado japonés al punto que a los pocos meses de la capitulación nipona el rey de Tailandia fue encontrado muerto y la principal hipótesis sobre su deceso –nunca confirmada oficialmente- hablaba de un suicidio relacionado con el resultado de la guerra. Fue sucedido por uno de sus hermanos, coronado en 1946 como Rama IX, quien se encuentra en el trono al el día de hoy, siendo el jefe de estado que más años lleva en su cargo en todo el mundo. La estabilidad que representa la dinastía Chakri (en el trono desde 1782) y el rey Rama IX (coronado en 1946) no se corresponde con los constantes cambios de gobierno y golpes de estado que han sido la característica de Tailandia durante la segunda parte del siglo XX y principios del XXI. El último movimiento en este sentido ha sido el golpe de estado dado por las Fuerzas Armadas, comandadas por el general Prayuth Chan-Ochoa, en mayo de 2014. Entre otras medidas la junta militar dio por suspendida la constitución y algunos de los cargos del poder ejecutivo. La monarquía no fue desplazada, siendo el Golpe de 2014 el décimo que ocurre bajo el reinado de Rama IX. La junta designó un nuevo Primer ministro que tiene como objetivo pacificar y reorganizar el país y convocar a elecciones durante la segunda mitad de 2015, previa redacción de una nueva constitución. Los plazos planteados y varias de las medidas tomadas por la junta militar han generado reacciones adversas en gran parte de la comunidad internacional, incluyendo críticas del secretario general de las Naciones Unidas y del gobierno de los Estados Unidos, habitual aliado y uno de los más importantes socios económicos de Tailandia.