Nombre oficial
Federación de San Cristóbal y Nieves
Gentilicio
San Cristobaleño - Nevisiano
Capital:
Basseterre
Idioma Oficial
Inglés
Población
51.200 habitantes (est. 2014)
Presidente
Jefe de estado Elizabeth II M Gobernador General: Edmund Lawrence Primer Ministro: Denzil Douglas
Prefijo Internacional
+1869
Zona horaria
UTC-4
Moneda
Dólar del Caribe Oriental
Otros grandes Centros Urbanos
Charlestown Sandy Point Town
Superficie
261 km2
Geografía y clima
Ambas islas son de origen volcánico, con áreas montañosas en su centro. El clima es tropical suavizado por la brisa oceánica. De mayo a noviembre es la estación de lluvias. La diferencia de temperatura entre estaciones es mínima, la marca térmica promedio es de 27 °C.
Economía
La economía de la federación está basada en el turismo, la industria azucarera y sus derivados, la pequeña industria y en un novedoso y creciente sector de servicios financieros internacionales.
Qué ropa usar
La ropa liviana de verano se puede usar todo el año. La vestimenta informal se acepta en toda situación, incluso en los hoteles elegantes o las posadas en las antiguas estancias azucareras. Se sugiere usar trajes de baño únicamente en la playa o en las piscinas.
Tips
La fiesta nacional es el Día de la Independencia que se celebra el 19 de septiembre
Sitios imprescindibles
Las playas Basseterre, El Parque Nacional de San Cristóbal - La selva tropical, El Monte Liamuiga, Las plantaciones-posada en Nieves Bath Hotel y sus baños termales


 
Quieres seguir viajando
 
HISTORIA
Federación de San Cristóbal y Nieves:
Federación de San Cristóbal y Nieves - HISTORIA

Como en la mayoría de las Islas de Sotavento la historia de San Cristóbal y Nieves comienza con antiguas poblaciones autóctonas hace miles de años. Se estima que los primeros humanos que se establecieron en las islas lo hicieron cerca del 4000 a. C. Para el principio de nuestra era arribaron a las islas comunidades de la cultura Arahuaca, y cerca del 1200 los Caribe ya dominaban el área, tanto en el continente como en las islas. Cuando los europeos empezaron a merodear la zona Arahuacos y Caribes se hallaban en un particular equilibrio. Este equilibrio en realidad era prácticamente una dominación de los Arahuacos por los Caribes: estos los doblegaron militarmente y empleaban a los hombres en tareas menores y en muchos casos tomaban por esposas a las mujeres arahuacas como símbolo de status. Los nombres otorgados a las islas por los Caribe eran Liamuiga para la actual San Cristóbal y Oualie para Nieves. El significado de Liamuiga es tierras fértiles, y está referido a la riqueza de los suelos volcánicos y Oualie es tierra de las bellas aguas. El primer avistamiento de estas islas por europeos está documentado durante la segunda expedición de Cristóbal Colón, en 1493. A la mayor le puso San Cristóbal (en honor a su santo patrono) y a la más pequeña Santa María de las Nieves. La historia de este nombre se relaciona con el Monte Nieves, en el centro de la isla. El pico de este monte suele estar rodeado de nubes y este detalle habría inspirado al almirante el recuerdo de la mítica nevada en el Monte Esquilino de Roma. Otra versión acerca de la historia de los nombres de estas islas cuenta que en realidad Colón bautizó San Cristóbal a otra isla (posiblemente a la actual Saint Maarten) y que luego, merced a lo rudimentario de la incipiente cartografía de la zona se generó la confusión que se extendió hasta nuestros días. De todos modos en los mapas del siglo XVII ya figura la actual San Cristóbal con ese nombre.

La conquista y la era colonial

Estas islas se encuentran entre las primeras donde los europeos establecieron asentamientos en los que se fue moldeando el sistema colonial de producción, por eso se les llamaba “la madre de las colonias de las Indias Occidentales”. El primer asentamiento europeo registrado en San Cristóbal data de 1538 y fue llevado adelante por franceses hugonotes (protestantes calvinistas) que tomaron la decisión de instalarse en América motivados por la animosidad que había en Francia hacia ese grupo. Al poco tiempo fueron atacados y dominados por los españoles, quienes deportaron a los sobrevivientes. En 1623 Sir Thomas Warner y un grupo de colonos ingleses se instalaron en San Cristóbal. Al poco tiempo se establecieron nuevamente colonos franceses, y por unos pocos años se dio la extraña situación de que en el mismo territorio convivieron en relativa paz ingleses, franceses y caribes cada uno en su sector de la isla. En enero de 1626 ocurrió el hecho conocido como “la masacre de los Caribe”: según la tradición, llegó a oídos de una mujer inglesa un plan de los Caribe para reunir fuerzas para atacar la isla y deshacerse de los colonos. Ingleses y franceses se pusieron de acuerdo y decidieron dar un ataque sorpresa nocturno, logrando matar a la mayor parte de los varones y tomando prisioneras a las mujeres. Al mismo tiempo fortificaron la isla y se prepararon para repeler la inminente invasión. Al término de las hostilidades las muertes entre los europeos fueron cerca de cien; los amerindios sufrieron aproximadamente 4000 bajas y no quedó uno solo en libertad en San Cristóbal. El lugar de la batalla se conoce como Bloody Point (el Punto Sangriento) y se dice que el actual Bloody River (Río Sangriento) durante los tres días posteriores a la batalla estuvo teñido de rojo. Los primeros establecimientos coloniales en Nieves fueron levantados en 1628 por los británicos con la intención de producir azúcar. Estos colonos le dieron el nombre de Dulcina o La Dulce. Poco tiempo después una nueva irrupción española desalojó a los colonos y los devolvió a sus países pero la firma del tratado de Madrid en 1630, al decretar la paz entre las coronas inglesa y española, permitió el reestablecimiento de los ingleses y franceses. Este tratado de paz fue prácticamente una capitulación de los españoles, que iban perdiendo protagonismo en el Caribe en manos de sus rivales. Convertido en una isla fortificada, San Cristóbal se ganó el nombre de “El Gibraltar del Caribe” y fue el lugar desde donde comenzó la expansión colonial británica hacia las islas Antigua, Monserrat y Anguila entre otras y desde donde los franceses se lanzaron a la ocupación de Guadalupe, Granada y San Bartolomeo.
Más temprano que tarde comenzaron las disputas entre ingleses y franceses por San Cristóbal, territorio que quedó en manos británicas en 1713 mediante el tratado de Utrecht. Para esta época la isla figuraba ya en los mapas con el nombre de St. Kitts (Kitts es un diminutivo cariñoso de Cristopher, el nombre inglés para Cristóbal) y su vecina como Nevis (Nieves en inglés). El último intento serio francés por hacerse de estas islas ocurrió en 1782. Al mando del Almirante Francois De Grasse tomaron primero Nieves y luego centraron sus fuerzas sobre la fortaleza de Brimstone Hill (fortaleza casi centenaria a esa altura de la historia, diseñada por los ingleses y construida por los esclavos africanos a partir de 1690) a la que sitiaron y asediaron por espacio de un mes. Los británicos cedieron, ya sin provisiones y superados en número, pero la firma del tratado de Versalles en 1783 devolvió la isla a la corona inglesa. La fortaleza de Brimstone y otras emplazadas en ambas islas fueron reforzadas y a partir de ese momento y hasta su independencia las islas permanecieron bajo el control británico.
Estas islas poseían un doble valor: su ubicación geográfica les daba gran importancia en la geopolítica del momento y eran lugares ideales para el desarrollo de ciertos cultivos especialmente el de la caña de azúcar, producto en el que se basó la economía de las islas desde sus primeros colonos hasta fines del siglo XX. Nieves llegó a ser conocida como “la Reina del Caribe” por tener la mayor producción azucarera de la época. En la historia de la explotación de este recurso tuvo también un lugar importante un grupo de pioneros de origen judío-holandés, que venían siendo perseguidos por motivos religiosos por la Inquisición. Expulsados de Europa y luego de Brasil por el mismo motivo, dominaban las más avanzadas técnicas de cultivo de azúcar en ese momento y su rol estuvo atado a la difusión de estos conocimientos y al comercio más que al establecimiento de explotaciones propias. Para llevar adelante este emprendimiento fue necesaria la importación de mano de obra esclava que en este caso fue en su mayoría traída por ingleses y franceses desde África. Los británicos incorporaron también en distintas etapas de la explotación colonial trabajadores esclavos y semi-esclavos traídos desde Irlanda y Asia. La calidad de los suelos y la cantidad de agua disponible para regar hicieron el resto.
 

El camino hacia la independencia y su actual organización política

En términos políticos, hasta 1816 San Cristóbal y Nieves fueron administrados y gobernados como dos territorios independientes uno del otro. En ese año los británicos decidieron unificar San Cristóbal, Nieves, Anguila y a las Islas Vírgenes en una sola colonia. En 1871 San Cristóbal, Nieves y Anguila constituían una unidad administrativa y pasaron a formar parte de la Federación de las Islas de Sotavento junto a otros territorios. Esta federación, con sede en Antigua y Barbuda, fue sucedida en 1958 por la Federación de las Indias Orientales, que duró hasta 1962. Las tres islas en 1967 obtuvieron el estatus de estado asociado al Reino Unido, lo que les otorgó plena autonomía en temas locales. En 1969 Anguila comenzó un proceso de ruptura, que finalizó con su separación de San Cristóbal y Nieves en 1971; el reconocimiento de su independencia por Inglaterra ocurrió años después, en 1980. La relación entre San Cristóbal y Nieves tiene sus ingredientes de tensión. Parte de los habitantes de Nieves reclaman la separación de San Cristóbal prácticamente desde que fueron subordinados a esa isla por la corona británica en 1816, aunque no han logrado imponer sus motivos: en un referendo convocado en 1998 para decidir acerca de este punto la opción la separatista no alcanzó los dos tercios de votos necesarios.
La Federación de San Cristóbal y Nieves declaró su independencia en 1983 y según su Constitución es un estado soberano, federal y democrático integrante de la Mancomunidad de Estados Británicos. Su parlamento es unicameral, recibe el nombre de Asamblea Nacional y está formado por 3 legisladores votados en Nieves, 8 votados en San Cristóbal y 3 elegidos por el Gobernador General y todos duran en sus cargos 5 años. El Gobernador General es el representante de la reina Elizabeth II, quien es la Jefe de Estado, y el Primer Ministro es el jefe del partido con más legisladores en la Asamblea.

 

 

 

El primer asentamiento europeo registrado en San Cristóbal data de 1538”