Nombre oficial
En el lado norte: Colectividad de San Martín ; En el lado sur: Sint Maarten
Gentilicio
Sanmartinense
Capital:
En el lado norte: Marigot ; En el lado sur: Philipsburg
Idioma Oficial
En el lado norte: Francés ; En el lado sur: Holandés, Inlgés.
Población
71.180 habitantes (estimado 2014)
Presidente
Autoridades del lado norte: Jefe de Estado: Francois Hollande Prefecto: Marcelle Pierrot Jefe del Consejo territorial: Aline Hanson ; Autoridades del lado sur: Jefe de Estado: S. M. Guillermo Alejandro de la casa de Orange Gobernador: Eugene Holiday Primer Ministro: Sarah Wescott-Williams
Prefijo Internacional
En el lado norte: +590 ; En el lado sur: +1 721
Zona horaria
UTC-4
Moneda
En el lado norte: Euro ; En el lado sur: Florin Caribeño
Otros grandes Centros Urbanos
Lower Prince´s Quarter, Cul de Sac, Koolbai, Quartier d´ Orleans, Rambaud, Colombier
Superficie
87 km2
Geografía y clima
San Martín es una pequeña isla volcánica que tiene en su centro una serie de montañas y valles. El punto más alto es el Monte Paradis con 424m. No hay ríos en la isla. Dos tercios de la isla están bajo soberanía francesa y el tercio restante conforma un país autónomo parte del Reino de los Países Bajos. El clima es tropical regulado por la acción de los vientos monzónicos, con una estación lluviosa que va de agosto a diciembre. La temperatura promedio es de 27 °C
Economía
La economía de esta isla depende casi exclusivamente de la industria del turismo, que atrae cada año a más de un millón y medio de visitantes. Importa casi la totalidad de los bienes que consume.
Qué ropa usar
Para circular por la isla la ropa debe ser cómoda y casual siempre dentro de los límites de cierta elegancia y aseo. Los trajes de baño sólo deben ser vestidos en las playas o piscinas. Para la noche se acepta la ropa informal, aunque es recomendable el uso de sacos y chales en casinos y restaurantes ya que suelen ser lugares fríos al estar acondicionado su clima.
Tips
En el lado norte: La fiesta nacional es el 14 de julio, aniversario de la toma de la Bastilla en Francia. En el lado sur: La fiesta nacional es el Día del Rey, el 27 de abril. En ambos lados se festeja el 12 de julio que es el día de la abolición de la esclavitud.
Sitios imprescindibles
Las playas, Marigot, Philipsburg, Loterie Farm, Las ruinas de los establecimientos azucareros franceses


 
 
HISTORIA
En el lado norte: Colectividad de San Martín ; En el lado sur: Sint Maarten:
En el lado norte: Colectividad de San Martín ; En el lado sur: Sint Maarten - HISTORIA

Historia precolombina

San Martín fue divisada por Cristóbal Colón el 11 de noviembre de 1493 durante su segundo viaje y fue bautizada por el almirante en honor a San Martín de Tours, santo a quien se recuerda ese día. Pero la historia de los asentamientos humanos en la isla comenzó mucho tiempo atrás: se estima que los primeros grupos de humanos ya estaban instalados incluso antes del 2000 a. C. Estos primitivos habitantes de costumbres nómades usaban herramientas de piedra tallada, eran cazadores-recolectores, no dominaban agricultura ni cerámica pero si la pesca y la navegación. Para el 800 de nuestra era casi todas las islas del caribe estaban habitadas por indígenas de cultura arahuaca: los establecimientos se fueron convirtiendo en poblados cuyas casas estaban diseñadas para soportar incluso huracanes; se perfeccionó el manejo de la agricultura y se desarrollaron disciplinas artísticas. Para cuando los españoles avistaron San Martín, una tercera oleada de habitantes se había establecido en la zona: los Caribes sometieron a los Arahuacos eliminando a sus hombres y esclavizando a sus mujeres y tomaron el control de la isla a la que llamaron Soualiga, que significa Tierra de sal.

Primeros asentamientos europeos

Los españoles más allá del reclamo en nombre de la corona que hiciera Colón desde su nave el 11 de noviembre de 1493 no hicieron mucho por afirmar sus derechos sobre ese territorio y es probable que no estuviese en sus planes prioritarios. Los holandeses en cambio necesitaban un puerto seguro para las naves que hacían la ruta entre sus colonias en Brasil y Nueva Ámsterdam (la actual Nueva York) y se instalaron en la Bahía Grande en 1631 hallando muy poca resistencia por parte de los Caribes, ya en el ocaso de su civilización. Con el fin de explotar los salares del sur de la isla se estableció la Compañía Holandesa de las Indias Occidentales, se nombró un gobernador y se levantó el Fuerte Ámsterdam. En ese tiempo, posiblemente unos pocos años antes, un pequeño grupo de colonos franceses se estableció en Quartier d´Orleans con la intención de explotar tabaco e índigo. Los españoles empezaron a notar el atractivo geopolítico de la isla y su potencial comercial y lanzaron su ataque contra San Martín en 1633 en el marco de la guerra de los ocho años, logrando tomar el poder rápidamente y expulsando a los colonos. Los españoles ocuparon San Martín y levantaron fortificaciones para defender la isla. Con el correr de los años llegó el cese de las hostilidades con los Países Bajos y en términos económicos el provecho obtenido por las empresas coloniales españolas no era el esperado por lo tanto para el año 1648 decidieron abandonar la isla. Franceses y holandeses volvieron a instalarse en San Martín simultáneamente, lo que motivo conflictos y escaramuzas, hasta que en un hecho inédito decidieron resolver la situación mediante negociaciones en vez de ir a la guerra.

Una isla, dos colonias

El 23 de marzo de 1648 se reunieron los gobernadores de ambas poblaciones junto a los jefes de las guarniciones militares y en nombre de sus respectivas coronas llegaron a un acuerdo conocido como El Tratado de Concordia. Allí cada parte reconoció los derechos de la otra sobre los sectores que habitaban en la isla (los franceses el sector norte y la costa que mira hacia Anguilla, los holandeses el sector sur y la Bahía Grande), se garantizó la libre circulación de personas y bienes, la ayuda militar en caso de ataque de terceros y se declararon comunes los recursos naturales de la isla (desde el agua potable y las salinas hasta la pesca) e incluso el uso de los puertos entre los puntos más salientes. Más allá de la buena voluntad expresada en el tratado, posible reflejo de las relaciones entre los habitantes de la isla, ambos países intentaron quedarse con el control absoluto del estratégico enclave. La firma del tratado se hizo bajo la atenta vigilancia de una flota de guerra francesa, probable motivo del desigual reparto de tierras y desde que el acuerdo entró en vigencia en 1648 hasta 1816 el poder en San Martín cambió 16 veces de manos, incluyendo algunos períodos en los que los ingleses lograron establecerse allí. Con respecto a la frontera, la leyenda cuenta que para definirla se organizó una especie de certamen en el cual un joven de cada nacionalidad partió desde Oyster Point en dirección opuesta al otro recorriendo la costa de la isla (el francés hacia el Norte, el holandés hacia el Sur) y el punto en el que se encontrasen marcaría la línea de la frontera. Antes de comenzar el recorrido cada uno fue alentado por sus compatriotas y bebieron sus bebidas nacionales: el francés vino y el holandés ginebra. Cualquiera que haya probado los efectos de ambas bebidas podrá explicarse rápidamente el por qué de la diferencia de tamaños entre ambos territorios. Lo cierto es que el actual límite fue finalmente definido por un tratado entre las partes firmado en 1838. Tanto el Tratado de Concordia como el que fijó los límites están vigentes al día de la fecha. En el período que va desde la firma del Tratado hasta mediados del siglo XIX se multiplicaron las explotaciones de tabaco, azúcar y algodón. Para llevar adelante estos emprendimientos en ambas colonias se utilizó mano de obra esclava importada desde África que fue sometida a condiciones muy duras de vida. En un momento el número de esclavos era tan alto que se tornó inmanejable para los colonos, y estallaron revueltas de gran magnitud que condujeron a la declaración de la abolición de la esclavitud el 12 de julio de 1848 en el lado francés y quince años más tarde en el lado holandés. Como en el caso de muchas colonias insulares la abolición llegó más tarde que en otros territorios coloniales. En un principio los esclavos fueron reemplazados con trabajadores semiesclavos traídos de colonias en otras partes del mundo, pero a partir de la abolición la explotación azucarera se convirtió en una empresa cada vez menos rentable y para 1920 todos los establecimientos azucareros de la isla habían cerrado.

 

El siglo XX

El declive de la industria del azúcar podría haber sido la lápida de la economía de la pequeña isla, pero si nos asomamos a la vida de los actuales sanmartinenses veremos que son de los más ricos de todo el caribe. La aparición de la industria del turismo a mitad del siglo XX y su posterior desarrollo es la locomotora actual de la economía isleña. Y como en toda historia, hay hechos que se pueden tildar de casualidades que terminan siendo funcionales y fundacionales para estos grandes desarrollos: durante la Segunda Guerra Mundial los EEUU construyeron el actual aeropuerto Princesa Juliana con la intención de tener una base desde la cual poder enfrentar a la flota de submarinos alemana. Este evento además de legar el que hoy es el aeropuerto internacional de la isla, generó una “norteaméricación” de la cultura: el inglés se convirtió en el idioma del trabajo (y es el más hablado hoy en día en la isla) y es desde ese país de donde llega la mayor parte de los turistas actualmente. En 1950 existía en el lado sur de la isla una sola posada con 5 habitaciones. Hoy llegan más de un millón y medio de personas por año a San Martín por mar y por aire.
En cuanto a la organización política y administrativa de este territorio, cada lado ha tenido su recorrido. El lado sur ha formado parte hasta octubre de 2010 de las Antillas Holandesas, cuya administración residía en la isla de Curazao. El día 10 de ese mes se declaró su independencia y se convirtió en un país autónomo integrante del Reino de los Países Bajos. Su cabeza de estado es el Príncipe de Orange, representado en la isla por un Gobernador General que dura seis años en su cargo, pero el Jefe de Gobierno es el Primer Ministro, cargo designado por el Parlamento de Sint Maarten (San Martín en idioma holandés) que está integrado por 15 legisladores. La actual Collectivité de Saint-Martin (Colectividad de San Martín en francés) como se la denomina oficialmente, fue parte integrante (y subordinada) de la colonia francesa en Guadalupe primero, luego del Departamento de Ultramar francés que lideraba esa isla. Guadalupe desde mediados del siglo XX es una comuna integrante de Francia como cualquier otra y el lado francés de San Martín siguió dependiendo administrativamente de ella, situación que nunca fue del agrado de la población local. En 2003 se votó positivamente un referendo que proponía la separación de Guadalupe para convertirse en una Colectividad de Ultramar, sin intermediarios entre ellos y Francia. En el 2007 el parlamento francés aprobó una serie de reformas que le confirieron ese estatus a San Martín. A partir de ese momento se puso en marcha el Consejo Territorial (parlamento) que a su vez designó al presidente del Consejo. El Jefe de Estado del lado francés es el presidente de Francia.