Nombre oficial
Rumania
Gentilicio
Rumano, -a
Capital:
Bucarest
Idioma Oficial
Rumano
Población
22.000.000 hab. (est. 2013)
Presidente
Klaus Iohannis
Prefijo Internacional
+40
Zona horaria
UTC+2
Moneda
Leu
Otros grandes Centros Urbanos
Cluj-Napoca, Timişoara, Craiova, Constanza, Galaţi y Deva
Superficie
238.391 km²
Geografía y clima
Rumania está en la región de los Cárpatos, en la frontera con el Mar Negro. Limita con Hungría y Serbia, al oeste, Ucrania y Moldavia, al noreste y al este, y Bulgaria, al sur. El clima, según la región del país, varía entre templado y continental, siendo los Cárpatos uno de los principales condicionantes de los cambios. En verano las temperaturas varían entre los 22 y 24º C. y se pueden alcanzar los 38º C. En invierno la temperatura media es de -3ºC, pudiendo llegar a los -30ºC.
Economía
Los servicios comprenden 55% del PIB, siendo el turismo el principal contribuyente. El mar Negro, el delta del Danubio y los Cárpatos son las atracciones naturales principales, y es Transilvania otro destacado destino para los visitantes. El sector industrial representa el 35% del PIB. La industria textil y siderúrgica y la producción de maquinaria, vehículos y armamento, son los principales motores de la economía del país. Rumania es uno de los principales productores y exportadores agrícolas de Europa. Este sector representa el 10% del PIB. Hay yacimientos de gas natural y petróleo que aportan un importante porcentaje del consumo diario.
Qué ropa usar
Ropa liviana de algodón con mangas largas para evitar las picaduras de mosquitos. En invierno llevar ropa de abrigo ya que la mayor parte del país se encuentra con temperaturas bajas y nieve. En el mar Negro se requiere lo común en las zonas de playa: bañador, gafas de sol, bronceador y repelente de mosquitos.
Tips
Día de la Independencia: 1 de diciembre.
Sitios imprescindibles
Bucarest, Transilvania, Sighisoara, Brasov, Bucovina, Sibiu.


 
 
HISTORIA
Rumania:
Rumania - HISTORIA

Rumania se encuentra en la frontera con el Mar Negro, en la intersección de Europa Central y del Sureste. Limita al noroeste y al este con Ucrania, al oeste con Hungría y Serbia, y al sur con Bulgaria. Su histórica capital, Bucarest, es la décima ciudad más grande de Europa y es el epicentro del arte y la cultura del país. Desde el año 2010 Rumania es un país de ingresos medio-altos con un alto índice de desarrollo humano. El país se divide en tres regiones: la meseta de Transilvania, en el centro del país; los Cárpatos que rodean la meseta central y se extienden hacia el Norte y el Sur y las tierras bajas del Oeste y Este.

LOS PRIMEROS POBLADORES

En la actual Rumania existen pruebas de vida de hace alrededor de 40.000 años, según confirman los investigadores. Los restos, mezcla de rasgos arcaicos, de hombre moderno temprano, y de neanderthal, indican una posible mixtura. La actual Rumania se desarrolló a través de varias comunidades culturales ya desde el período Paleolítico. Existen pruebas escritas que confirman la presencia de pobladores desde el año 513 a. C. Las primeras tribus eran de origen indoeuropeo, dacio, donde se reconocen a los célebres líderes de la época Decébalo y Burebista. Se cree que gran parte de la población autóctona fue masacrada durante la conquista, en las guerras que tuvieron lugar entre los años 100 y 107, cuando aparecieron los primeros colonos romanos. Pese a esto, en los territorios no conquistados por los romanos, permaneció una población de “dacios libres”. Años más tardes las Guerras Dacias fueron inmortalizadas en la Columna de Trajano, del Foro de Trajano en Roma.

LA EDAD MEDIA Y LA EDAD MODERNA (SIGLOS IV-XVIII)

Luego del avance germano, a principio del siglo IV, el emperador Aureliano abandonó la región beneficiando a godos y carpos, que convivieron con la población autóctona y con los hunos (una población nómade). Dos siglos más tarde comenzó la gran migración eslava a la zona. Los gépidos y los ávaros gobernaron Transilvania hasta el siglo VIII, y después los búlgaros incluyeron parte de la Rumania actual en su imperio hasta el 1018. Transilvania fue conquistada por Hungría (entre los siglos XI y XIII) pero luego de la derrota húngara en la batalla Mohács (frente a los turcos otomanos) se formó el principado autónomo Transilvania, que perteneció al Imperio otomano hasta 1711. Se cree que los rumanos se formaron como un gran grupo étnico al norte y al sur del Danubio bajo la influencia del Imperio bizantino.
 

TRANSILVANIA, VELAQUIA Y MOLDAVIA

Transilvania fue la capital de los dacios, pero como los rumanos no consiguieron unirse bajo un mismo líder, la región fue conquistada por los húngaros comenzando con el siglo XI (en una batalla que enfrentó a Esteban I de Hungría frente a Gyula, dueño del norte de Transilvania). Paralelamente, desde 1688, Valaquia y Moldavia estuvieron bajo la influencia del Imperio otomano, y luego del Imperio Austro-Húngaro hasta la unificación rumana de 1918. Los rumanos (incluidos los de Transilvania), atravesados por el nacionalismo romántico, participaron en la Revolución de 1848. Alexandru Ioan Cuza (1859-1866) fue el primer gobernante de los "Principados Unidos de Valaquia y Moldavia" y luego se decidió elegir un príncipe extranjero (Carol) para regir los Principados Unidos desde 1866 hasta 1914. Este período significó el comienzo de la industrialización del país y de los principios capitalistas. El tratado de Berlín de 1878 reconoció la independencia de Rumania. En el siglo XVIII los intelectuales rumanos de Transilvania resaltaron el origen romano de los rumanos y luego, en 1892, pidieron tener los mismos derechos humanos que los húngaros y los alemanes. Esta petición recibió el apoyo de los intelectuales del Reino de Rumanía y del rey Carol I. Para mantener su independencia Valaquia y Moldavia se enfrentaron al Imperio otomano y en diferentes épocas de la historia tuvieron que pagar tributos.

PRIMERA Y SEGUNDA GUERRA MUNDIAL

Al comenzar la Primera Guerra Mundial, en 1914, Rumanía se declaró neutral, pero en 1916 entró a la guerra al formar parte de la Triple Entente, con la intención de reunir todas las provincias con mayoría de población rumana. Al desaparecer los Imperios austrohúngaro y ruso, luego de la guerra, las localidades de Besarabia, Bucovina y Transilvania se unieron a Rumanía en 1918. Se crea entonces la "Gran Rumanía" (que dura veinte años, entre 1920 y 1940). Este período, conocido como “entreguerras”, fue una época de gran desarrollo económico y cultural. Luego del comienzo de la Segunda Guerra Mundial, en 1940, la Unión Soviética obligó a Rumanía a cederle Besarabia y el norte de Bucovina, mientras que la Alemania nazi concedió el norte de Transilvania a Hungría y el sur de Dobrogea a Bulgaria. En 1940 el mariscal Ion Antonescu dio un golpe de Estado y alcanzó la jefatura del gobierno con la intención de recuperar los territorios perdidos. Acabó con la Guardia de Hierro en 1941 y se alió con el Eje durante la Segunda Guerra Mundial, tomando medidas antisemitas. En 1943 las tropas soviéticas derrocaron a Antonescu y Miguel I ocupó su lugar (aunque luego, en 1947, fue obligado a abdicar). Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, Rumanía recuperó el norte de Transilvania.

 

 

 

DE LA ÉPOCA SOCIALISTA A LA ACTUALIDAD

La República Popular de Rumanía fue proclamada en 1968, siendo el único miembro del Pacto de Varsovia que condenó la invasión de Checoslovaquia. Por ese entonces el poder fue asumido por Ana Pauker en principio, Petru Groza luego y Gheorghe Gheorghiu-Dej en la etapa final (donde comenzó una cierta cierta independencia con respecto a la Unión Soviética). Tras la asunción del gobierno de Nicolae Ceauşescu Rumania se acercó amistosamente a los gobiernos occidentales, tuvo por momentos pleno empleo y terminó alejándose de Occidente para relacionarse más con Corea del Norte. Se prohibieron las manifestaciones religiosas y se persiguieron a los representantes de la Iglesia Ortodoxa Rumana. Entre 1980 y 1989 Rumania logró acabar con la deuda externa utilizando la racionalización de alimentos, agua y energía. Estos cambios culturales influyeron decisivamente en la llamada Revolución Rumana de 1989, en Timişoara y Bucarest en principio, y en otras ciudades importantes luego. El ejército retiró el apoyo a Nicolae Ceauşescu, quien fuera ejecutado junto a su esposa y consejera Elena Ceauşescu, en el día de Navidad (los sectores ortodoxos de la iglesia criticaron luego la ejecución en día de Navidad). A partir de entonces Ion Iliescu, antiguo miembro del Partido Comunista, lideró un Frente de Salvación Nacional apoyado principalmente en los sectores rurales. Luego comenzó en el país un duro período de transición, marcado por fraudes económicos y gran inflación, donde la economía dejó de estar manejada por el estado y se transformó en una economía de libre mercado. La inestabilidad económica forzó la emigración de muchos jóvenes a España e Italia, generalmente, en busca de mejores posibilidades laborales. En 1990 se realizaron las primeras elecciones democráticas libres. Ion Iliescu fue ratificado en su cargo (y reelecto en 1992 por cuatro años más). En 1996 el democristiano Emil Constantinescu, fue elegido presidente en un gobierno que integró a la minoría húngara por primera vez. En el año 2000 Iliescu volvió al gobierno, hasta que en 2004 el partido de la derecha, liderado por Traian Băsescu, ganó las elecciones. Rumanía se adhirió entonces a la OTAN y pasó a formar parte de las fuerzas de "voluntarios" de la Guerra en Irak en favor de la coalición anglo-estadounidense. Desde el 1 de enero de 2007 Rumania forma parte de la Unión Europea.