Nombre oficial
Nepal
Gentilicio
nepalíes o nepaleses
Capital:
Katmandú
Idioma Oficial
nepalí
Población
28.287.147 (est. 2010)
Presidente
Ram Baran Yadav
Prefijo Internacional
00977
Zona horaria
UTC + 5:45
Moneda
Rupia nepalí
Otros grandes Centros Urbanos
Biratnagar, Birgunj, Janakpur y Pokhara
Superficie
140.800 Km2
Geografía y clima
es dominado por el clima de montaña y el frío extremo
Economía
uno de los países de menores ingresos per capital del mundo
Qué ropa usar
mucho abrigo en período invernal
Tips
Fechas nacionales: 11 de enero, 18 de febrero, 8 de marzo, 10 de abril, 24 de octubre, 9 de noviembre y 17 y 28 de diciembre.
Sitios imprescindibles
Katmandú - Patan - Lumbini


 
 
HISTORIA
Nepal:
NEPAL: SIGLOS CERCA DEL CIELO
Nepal - HISTORIA

El valle de Katmandú era un lago en el que flotaba una flor de loto luminosa y mágica. El patriarca chino Manjushri, subyugado por la energía y la belleza del lugar, drenó el agua del lago hasta que la flor se posó en el suelo, y con su espada cortó el césped que rodeaba el valle para que el agua saliera. Alrededor de la flor construyó un pueblo de madera: Manjupatan. Alrededor de ese pueblo creció un país: Nepal. Un país ancestral, apegado para siempre al ritmo de la vida religiosa, dueño de los picos más altos del planeta: los geográficos, en el Himalaya, y los espirituales, en cada uno de sus pueblos.

LA PREHISTORIA Y LA DINASTÍA LICCHAVI

La primera sociedad organizada del Nepal nació hacía el 2500 AC. La región fue ocupada en los siglos siguientes por grupos influidos fuertemente por el budismo y el hinduismo.
El comienzo de la historia nepalí no es para nada claro, y las certezas históricas se fusionan naturalmente con las leyendas y la mitología religiosa.
Según las tradiciones de la comunidad indígena de los newar, en el valle de Katmandú tuvieron asentamiento el  budismo y el hinduísmo brahamanico, vertientes religiosas conectadas que supieron convivir y compartir la vida cotidiana aunando costumbres, festividades y tributos.
En antiguos textos indios se mencionan las regiones del valle de Katmandú y zonas montañosas bajas, lo cual hace suponer que los Himalayas centrales tienen conexión con la Llanura del Ganges desde hace más de dos mil quinientos años.
El año 642 AC es la fecha del nacimiento de Buda Gautama, en la ciudad de Lumbini al sur de Nepal.
La dinastía Licchavi, de origen hindú, comienza a cobrar mayor preponderancia hacia el siglo I AC y continúa ejerciendo el poder hasta el Siglo VIII DC. Esta dinastía es la primera de origen indio en gobernar la región de Nepal, sentando un precedente que continuó por siglos: reyes hindúes que reclaman su origen de casta alta india, y gobiernan una población que no es indo-aria ni hindú.
Los Licchavi fueron sucedidos por la dinastía Thakuri en el siglo X, luego desplazada por los Malla.

LA DINASTÍA MALLA, LA ÉPOCA DE GHURKA Y LA LLEGADA DE LOS BRITÁNICOS

La dinastía Malla tuvo la hegemonía del gobierno de la región de Nepal y sus alrededores desde el Siglo X hasta el XVIII. Al contrario de lo que había sucedido con las Dinastía Licchavi, quienes no habían impuesto sus valores religiosos a sus súbditos no hindúes, los Malla crearon un código legal y social que seguía los valores hindúes para regir a la totalidad de la población.
Yaksa Malla dividió el reino, durante su gobierno (de 1429 a 1482), en principados independientes a cargo de cada uno de sus tres hijos. Así nacieron los principados de Katmandú, de Patan y de Bhagdaon. Tenía cada uno el control de las áreas montañosas lindantes, y se dedicaron a potenciar el comercio con el Tibet y la India, haciéndose cargo de las rutas que conectaban Nepal con dichos Estados. Estos principados se mantuvieron gobernados por dinastías de origen indio de casta alta.
El príncipe gorka (o ghurka, según la traducción) Prithvi Narayan Shah capturó Katmandú en 1769 y reclamó el reino. Los Mallas, con poca fuerza de representación, inmersos una gran crisis económica y social, no pudieron evitar su acceso al poder.  De esta manera Ghurka comenzó a delinear lo que sería el Estado moderno de Nepal.
Nepal se vería involucrada en una guerra contra el Reino Unido, que aspiraba a controlar la región. Tras dos años de enfrentamiento, las tropas británicas se impusieron y obligaron al monarca nepalí a firmar el Tratado de Sugauli. Nepal tuvo que entregar el sur de Terai y la zona de Sikkim a cambio de dar por terminada la invasión, y se convirtió desde entonces en una colonia británica, aunque la monarquía local mantuvo parte de su poder en cada región.
En 1846, Jung Bahadur Rana, de la dinastía Rana, masacró a numerosos nobles y centralizó el poder en su persona. Con acuerdo de los británicos, destruyó el poder de los nobles en cada región y los reemplazó por dirigentes de su confianza.
Los británicos mantuvieron reclutaron en 1857 a numerosos soldados nepalíes para reprimir la rebelión de los Cipayos en la India. Los gurkhas nepalíes se convirtieron en una de las más feroces fuerzas del imperio británico en la región, y el consentimiento del rey de Nepal respecto del uso de sus ciudadanos para la guerra resultó en la devolución del control sobre la región de Terai.

DE LA INDEPENDENCIA AL RETORNO DEL PODER MONÁRQUICO


Cuando los británicos se retiraron de la India en 1947, la familia Rana perdió su principal apoyo. Se potenciaron las fuerzas anti-Rana, compuestas por nepaleses exiliados en la India, promotores de una política independentista respecto del régimen autocrático interno,  y la familia Real Nepalesa.
En 1948 Nepal recuperó su plena independencia.
En 1951 los nepalíes nacionalistas exiliados en la India e integrados al Partido del Congreso Nepalés, propusieron que el rey Tribhuvan Bir Bikram Shah Deva, relegado por la familia Rana, recuperara el trono. Un golpe promovido por el partido nacionalista derrocó a la familia Rana y co-gobernó con el monarca hasta 1960, cuando el rey Mahendra Bir Bikran Shah Deva disolvió el parlamento y prohibió los partidos políticos. Su hijo, Birendra Bir Bikram Shah Dev, confirmó el rumbo autócrata de su padre al sucederlo.
Luego de un acuerdo tripartito entre Nepal, India y Gran Bretaña, las fuerzas gurkhas fueron utilizadas por India en sus guerras contra China y Pakistán, y serían utilizadas más adelante por Gran Bretaña en su guerra contra Argentina por las Islas Malvinas.
En 1955 se produjo el ingreso de Nepal a la ONU, momento trascendente para nuevo posicionamiento en el mundo.
En 1959 se realizó una elección general, conforme a la nueva Constitución aprobada por el rey, en la que resultó ganador B.P. Koirala. Al año siguiente, Koirala fue arrestado por orden del Rey Mahendra, quien luego ordenó la disolución del parlamento. Se suspendió la Constitución y fueron proscriptos todos los partidos políticos. Desde 1962 quedó instalado, según la nueva Constitución, el Panchayat, un sistema de gobierno no partidario; algo más cercano, según el rey, a las costumbres y tradiciones nepalesas. Esto significaba: un sistema de gobierno piramidal, y el poder absoluto para la monarquía y autoridad total del rey ante todas las instituciones.
En 1972 el rey Mahendra fue sucedido por su hijo, el rey Bidendra.

CONFLICTOS, CONVERTIBILIDAD Y EL NACIMIENTO DE “LA GUERRA DEL PUEBLO”.

En 1979, estallaron revueltas y motines alentados por grupos estudiantiles que reclamaban el regreso del multipartidismo. Un referéndum realizado poco después apoyó el mantenimiento del status quo. La oposición acusó al monarca de haber cometido fraude.
En 1986 el rey Birendra propuso declarar a Nepal como “zona de paz”. 75 países apoyaron la propuesta (no respaldada por India ni por Bhutan).
En 1989, Nepal vivió un momento de tensión con la India, su principal socio comercial, cuando se acercó a la esfera china, país del que comenzó a importar armamento. En respuesta, el gobierno indio cerró la mayoría de los pasos fronterizos comunes y boicoteó el comercio bilateral, decisiones que provocaron una aguda crisis en la economía nepalesa. El clima de inestabilidad económica fomentó nuevas protestas, que obligaron al rey a aceptar el regreso del multipartidismo en 1990. En mayo de 1991, se realizaron las primeras elecciones democráticas tras medio siglo del régimen de partido único.
Los gobiernos posteriores, prometieron implementar una serie de reformas para liberalizar el mercado interno e impulsar una reforma agraria para revitalizar la economía. Al mismo tiempo se declaró gratuita la educación primaria, y se promovió, en 1993, la convertibilidad Rupia-Dólar con el fin de estimular las inversiones extranjeras.
Con el correr de los años, los pobladores rurales comenzaron a mostrar su descontento con las políticas de gobierno, reclamando por promesas incumplidas. En algunas zonas la gente se agrupó con el fin de establecer propuestas propias para la reforma del trabajo rural. El gobierno de Nepal reprimió con violencia este movimiento, causando la radicalizacion de las luchas. 
En 1996, los miembros del Partido Comunista de Nepal lanzaron una rebelión armada, la llamada “Guerra Popular”, con el apoyo de los chinos, y el objetivo de derrocar a la monarquía, erradicar el feudalismo, y establecer una democracia popular al estilo del maoísmo en China. Así comenzó la guerra civil.

LA GUERRA CIVIL

El 1 de junio de 2001, el príncipe heredero Dipendra Bir Bikram Shah asesinó a sus padres y dos de sus hermanos. El motivo de la masacre habría sido la negativa de su madre a aprobar su casamiento con Devyani Rana, miembro de la familia adversaria. Baleado por los guardias, el príncipe murió el 4 de junio siguiente. Fue sucedido por su tío, Gyanendra Bir Bikram Shah Dev. Ese mismo año renunció Koirala, incapaz de contener la ola de violencia entre los insurgentes y las fuerzas de seguridad.
Los maoístas reclamaron la abolición de la Constitución y la creación de una Asamblea Constituyente para redactar una nueva, en la que se diera por terminada la monarquía. El reclamo no fue aceptado, lo cual incrementó la violencia del enfrentamiento. El rey declaró el estado de emergencia, y llamó “terroristas” a los opositores.
Luego de un alto el fuego acordado entre los rebeldes y el gobierno, y una tregua de siete meses, en agosto de 2003 se produjo una huelga general que derivó en violentos choques entre estudiantes y activistas, y las fuerzas del rey. En 2004 se sumaron a la huelga grupos políticos que se oponían a la intervención monárquica en las cuestiones del poder ejecutivo. En agosto los rebeldes bloquearon Katmandú provocando desabastecimiento. Al mes siguiente Nepal se vio paralizado por una huelga general.
En 2005 el príncipe Gayendra, heredero del trono, disolvió el gobierno y asumió el poder absoluto, posponiendo un hipotético llamado a elecciones para el 2007. Como respuesta, los partidos parlamentarios se aliaron a los maoístas y convocaron juntos a un alzamiento popular para derrocar al rey. La gente respondió al llamado y salió a las calles. La represión fue feroz. La intensidad y masividad de las protestas obligaron a Gayendra a, según sus palabras, “devolver el poder al pueblo”.
En 2006, el gobierno y los rebeldes comunistas firmaron un alto el fuego. Las conversaciones entre el rey y los partidos de la oposición condujeron a un acuerdo para reabrir el parlamento, cerrado desde 2001, y el reparto del poder a favor de las fuerzas civiles. El rey fue desprovisto de su condición de “descendiente divino hindú”, y no tiene poder sobre el ejército y debe pagar impuestos.
En 2007 el parlamento decidió, por amplia mayoría, abolir la monarquía, unos ocho mil ex combatientes maoístas fueron integrados al ejército, y fue proclamada la república.
El actual Primer Ministro de Nepal es maoísta. Durante su primer año de gobierno, se abolió el sistema de castas que regía en el país desde hacía más de mil años.

Siglos cerca del cielo”