Nombre oficial
Republica de Indonesia
Gentilicio
indonesios
Capital:
Yakarta
Idioma Oficial
Indonesio (bahasa). Se hablan 583 dialectos locales.
Población
230.000.000 (est. 2010)
Presidente
Susilo Bambang Yudhoyono
Prefijo Internacional
0062
Zona horaria
UTC + 7 a 9
Moneda
Rupia indonesa
Otros grandes Centros Urbanos
Surabaya, Bandung y Semarang
Superficie
1.919.440 Km2
Geografía y clima
archipiélago conformado por 17.508 islas
Economía
economía capitalista con fuerte protagonismo del estado
Qué ropa usar
abrigo en período invernal
Tips
Fechas nacionales: 1 de mayo y 17 de agosto
Sitios imprescindibles
Yakarta - Bali - Yogyakarta - Sumatra


 
 
HISTORIA
Republica de Indonesia:
INDONESIA: ENTRE VOLCANES Y RELIGIONES
Republica de Indonesia - HISTORIA

Disputada por hindúes, islámicos, europeos y japoneses, Indonesia esconde en su conformación social un entrelazado de culturas que generan en la actualidad un sistema tan intenso como inestable.

LOS REINOS HINDÚES

Se cree que la existencia de Indonesia puede remontarse desde el período Pleitoceno -4 millones de años A.C.-, cuando el territorio todavía estaba unido al continente asiático. Fue durante este período que hicieron su aparición los homínidos y el conocido “hombre de Java”. Tiempo más tarde, el derretimiento de los Hielos en el Norte de Europa y el Continente Americano, provocó el crecimiento del nivel del mar y consecuentemente la conformación de decenas de islas, incluyendo el Archipiélago Indonesio.

Entre Indonesia y las Indias del Sur se establecieron tempranas relaciones comerciales. En ese entonces a Sumatra se la llamaba Swarma Dwipa, la Isla del Oro. Pero esas relaciones entre el Reino Budista de Crivijaya en Sumatra, y Nalanda en el Sur de la India, no se limitaban a mantener lazos religiosos y culturales, sino que ahondaron en relaciones diplomáticas y comerciales.

La mayoría de los reinos bien organizados y con un alto grado de civilización, estaban gobernados por reyes indígenas que profesaban la religión Hindú o Budista. Durante este período, que recibió el nombre de Hindú-Indonesia, las culturas hindú y budistas se mezclaron con los elementos de la cultura local.

Los primeros Budistas Indios llegaron a Indonesia entre el siglo 1 y 2 D.C, y trajeron consigo la práctica del Budismo en sus dos sectas, Hinayana y Mahayana. Paralelamente, con la propagación del Budismo a China, muchos peregrinos chinos zarparon a la India a través del estrecho de Malaca. Pero muchos de ellos permanecieron temporalmente en Indonesia con el objeto de aprender más sobre el Budismo.

El relato de los viajantes es crucial para conocer las culturas históricas. Cuando el explorador y geógrafo griego Ptolomeo de Alejandría escribió sobre Indonesia, en sus crónicas describía a Java como un territorio con un buen sistema de gobierno, agricultura avanzada, así como también la astronomía y la navegación.

Por otra parte, las crónicas chinas del 132 D.C. hablaban de la existencia de relaciones diplomáticas entre Java-Dwipa y China. El papel y la tinta se usaban en China desde el siglo 2 D.C. Pero alrededor del año 502, los anales Chinos mencionaban la existencia de un reino Budista en Sumatra del Sur, Kanto Li, presumiblemente en las cercanías de lo que hoy día es Palembang.

Los comerciantes musulmanes de Gujarat y Persia comenzaron a visitar Indonesia en el siglo 13, y con esos viajes se dieron los primeros lazos comerciales entre Indonesia, India y Persia. Junto con el comercio, el islamismo se propagó entre el pueblo, particularmente en la zona costera de Java. Pero en una etapa posterior, su influencia fue mayor, al punto de lograr que hindúes se convirtieran al islamismo.

PORTUGUESES Y HOLANDESES EN INDONESIA

Los portugueses arribaron a las costas de Indonesia en 1511 en búsqueda de especies, luego de haber conquistado el Reino Islámico de Malaca en la Península Malaya. Además de la búsqueda de materias primas, los portugueses se avocaron a la difusión del Cristianismo. Paralelamente, los comerciantes holandeses también habían comenzado la búsqueda de especies indonesias para vender en Europa, con las que obtenían grandes ganancias.

Con el fin de lograr un comercio más eficiente, los holandeses conformaron la Compañía de las Indias Holandesas en el año 1602. Pero ya para 1799, el gobierno holandés tenía un firme dominio sobre territorios vitales de Indonesia. Los pobladores eran obligados a entregar su producción agrícola a los mercaderes holandeses, situación que marcó el inicio del colonialismo holandés en Indonesia bajo una despiadada política de explotación. Poco a poco, Indonesia se fue convirtiendo en un país agrícola dedicado a proveer a los mercados europeos. En 1740 los holandeses sofocaron una rebelión en Yakarta, iniciada por chinos insatisfechos a quienes más tarde se unieron algunos indonesios. En esa oportunidad 10.000 chinos fueron masacrados.

Los ingleses llegaron a Indonesia en 1814 y construyeron el fuerte York en Bengkulu, en la costa oeste de Sumatra. Los británicos aprovecharon la oportunidad, y mientras se desarrollaban las guerras Napoleónicas en Europa, y Holanda estaba ocupada por los franceses, Indonesia cayó bajo el poder de la Compañía Inglesa de las Indias Orientales (1811-1816). Sir Thomas Stanford Raffles fue designado Teniente Gobernador General en Bengal, India. Raffles introdujo gobiernos parcialmente autónomos y abolió el comercio con esclavos. Pero al finalizar la ocupación francesa de Holanda -luego de la caída de Napoleón- ingleses y holandeses firmaron el 13 de agosto de 1814 una tratado donde acordaban que las posesiones holandesas deberían ser regresadas a la Administración neerlandesa en Batavia. Fue así que el archipiélago indonesio fue recuperado por los holandeses en 1815.

Inmediatamente, Holanda intensificaría su autoridad colonial, lo que generaría el surgimiento de revueltas para recuperar la libertad. Sin embargo, estas rebeliones fueron sofocadas una por una.

LOS MOVIMIENTOS NACIONALISTAS

Al ver que las luchas regionales por la Independencia fracasaron, los nacionalistas indonesios decidieron organizar la lucha contra el colonialismo holandés. En mayo de 1908 nació Boedi Oetomo, una organización formada por intelectuales indonesios, que en un principio había sido pensada sólo con fines educacionales, pero que luego se transformó en una organización con fines políticos. Sus creadores se inspiraron en la victoria de Japón sobre Rusia en 1901, lo cual dio ímpetu a numerosos movimientos nacionalistas en Indonesia.

Ante la presión del descontento social en los Países Bajos, al finalizar la primera guerra mundial, los holandeses prometieron asegurar a los indonesios un gobierno propio, conocida como “La promesa de Noviembre”, que nunca fue cumplida. A principios de la década del 20, las críticas condiciones económicas y las huelgas en aumento llevaron al gobierno colonial a restringir violentamente las libertades civiles de los indonesios y a reformar las leyes coloniales y los códigos penales.

Sin embargo, a pesar de las restricciones políticas, Ki Hajar Dewantoro fundó el “Taman Siswa” el 3 de Julio de 1922, una organización que se convirtió en una de las fuerzas propulsoras del movimiento nacional para obtener la independencia.

En julio de 1927 un grupo de dirigentes formaron el Partido Nacionalista Indonesia (PNI). Este partido adoptó una postura de no cooperación con el gobierno holandés, como resultado de un conflicto de intereses fundamental entre el nacionalismo indonesio y el colonialismo holandés.

Mientras tanto, en Bandung se abría la Facultad de Tecnología en 1920; en Yakarta la facultad de Derechos, en 1924 para reemplazar al anterior Colegio de leyes. La Facultad de Medicina se inauguró en Yakarta en 1927 para reemplazar al viejo Colegio de Medicina.

En 1930, el mundo estaba en medio de una crisis económica y monetaria. El severo impacto se hizo sentir en las Indias, que era un país productor de materias primas. El gobierno colonial adoptó una ajustada política presupuestaria, lo cual agravó la crisis social y económica.

LA OCUPACIÓN JAPONESA

Luego de atacar Peral Harbor en Hawai, las fuerzas japonesas se desplazaron hacia el sur con el fin de conquistar varios países del sudeste asiático. Luego de la caída de Singapur, invadieron las Indias holandesas orientales y la armada colonial se rindió en marzo de 1942.

Bajo el lema de “La prosperidad de la Gran Asia del Este”, los invasores nipones intentaron ganar la confianza de los indonesios. Pero estos últimos pronto se dieron cuenta que esto sólo se trataba de un disfraz donde se escondían las verdaderas intenciones del imperialismo japonés.

Pero la situación internacional no ayudó a los japoneses. Presionados por la guerra del Pacífico, los japoneses finalmente decidieron permitir que flameara la bandera roja y blanca como la bandera nacional indonesia. Luego de insistentes gestiones, los japoneses finalmente accedieron a poner en manos de dirigentes indonesios la administración civil del país. Esta era la gran oportunidad para los líderes indonesios para preparar la proclamación de la independencia del país.

EL NACIMIENTO DE LA REPÚBLICA

La república de Indonesia nació el 17 de agosto de 1945, día en que se proclamó su independencia luego de la rendición de los japoneses frente a los aliados en el marco de la Segunda Guerra Mundial. El Pancasila se convirtió en la base ideológica y filosófica de la República, y el 18 de agosto de 1945, se adoptó la Constitución como la ley básica del país.

Sukarno, un influyente líder nacionalista, declaró la independencia y fue nombrado presidente de Indonesia. Pero los Países Bajos intentaron restablecer el control sobre el país mediante una lucha armada y diplomática que terminó en diciembre de 1949, cuando ante la presión internacional, Holanda reconoció formalmente la independencia de Indonesia.

El gobierno de Sukarno abandonó las formas democráticas, se hundió en el autoritarismo y mantuvo su poder a base del constante enfrentamiento entre las fuerzas armadas y el Partido Comunista de Indonesia (PKI). El 30 de septiembre de 1965, un intento de golpe de estado fue contrarrestado por el ejército, quien dirigió una violenta campaña anticomunista. El partido fue disuelto y se calcula que entre 500.000 y un millón de personas fueron asesinadas durante estos enfrentamientos. Frente a esta situación de crisis central, el jefe del ejército, el general Suharto, suplantó a Sukarno y en marzo de 1968 fue nombrado presidente. El nuevo gobierno fue apoyado por Estados Unidos, país que alentó a la inversión extranjera directa en Indonesia, un factor fundamental que permitió el crecimiento económico en las tres décadas posteriores. Pero el crecimiento económico no estuvo acompañado del respeto de las libertades civiles: el "nuevo orden" fue ampliamente acusado de corrupción y represión violenta de la oposición política. Indonesia fue duramente afectada por la crisis financiera asiática entre 1997 y 1998. Con la crisis, el descontento popular con el "nuevo orden" y las protestas populares se incrementaron hasta que Suharto dimitió el 21 de mayo de 1998. Desde entonces, en Indonesia se puso en marcha un plan para lograr el fortalecimiento de los procesos democráticos, que desembocó en las primeras elecciones presidenciales en 2004. Sin embargo, la inestabilidad política y económica, la agitación social, la corrupción y el terrorismo han frenado el progreso.

Indonesia: entre volcanes y religiones”