Nombre oficial
República de El Salvador
Gentilicio
Salvadoreño, -a
Capital:
San Salvador
Idioma Oficial
Español
Población
6.300.000 hab. (est. 2013)
Presidente
Mauricio Funes
Prefijo Internacional
-503
Zona horaria
UTC-6
Moneda
Dólar estadounidense
Otros grandes Centros Urbanos
Santa Ana, Soyapango, San Miguel, Santa Tecla
Superficie
20.742 km2
Geografía y clima
El país tiene dos cordones montañosos que corren de este a oeste, una meseta interior donde se concentra la mayor parte de la población, y una angosta llanura costera. La cadena montañosa costera es un conjunto de decenas de volcanes, algunos de ellos en actividad. El clima es tropical con estación seca y lluvias enre mayo y octubre. Las temperaturas promedian entre los 25 y 29 grados centígrados, descendiendo en las zonas montañosas.
Economía
Cultivos tropicales como el café, la caña de azúcar y el algodón. Desarrollo industrial en la pesca y la manufactura de alimentos. La economía tiene un sector de servicios importante y cuenta con el aporte de remesas en efectivo enviada por salvadoreños residentes en el exterior para equilibrar sus cuentas.
Qué ropa usar
Ropa liviana con protección para lluvia. Si se visitan regiones de altura es necesario abrigo y en los bosques y reservas conviene llevar ropa liviana pero de manga larga para evitar picaduras.
Tips
Día de la Independencia: 15 de septiembre
Sitios imprescindibles
San Salvador, Santa Tecla, Santa Ana, Suchitoto


 
 
HISTORIA
República de El Salvador:

Es imposible entender la actualidad de El Salvador sin tomar en cuenta el conflicto que ocurrió en el país durante la década de 1980. La historia política de la nación sigue escribiéndose en la actualidad en medio de un sólido y pacífico sistema democrático que logró incorporar a los actores del conflicto en la vida institucional del país. Su rica historia precolombina y una geografía con volcanes, lagos y veloces ríos, hacen de este país centroamericano un destino único para los amantes de las aventuras.

EL SALVADOR ANTES DE LA LLEGADA DE LOS ESPAÑOLES

Hacia el año 10 mil a. C. llegaron a la región de América Central pueblos nómades que habían ingresado al continente americano provenientes de Asia, cruzando a través del estrecho de Bering durante la última glaciación. Estos pueblos, denominados paleoindios, eran cazadores-recolectores que se alimentaban de los grandes animales que poblaban la zona. Las pinturas rupestres encontradas en la Cueva del Espíritu Santo, en el departamento de Morazán, son el registro más antiguo de habitantes originarios de El Salvador. Con la extinción de los animales que les proporcionaban el alimento, gradualmente se fueron estableciendo en zonas fijas y comenzaron a dedicarse a la agricultura. Entre los años 1500 y 250 a. C., llegaron a territorio salvadoreño los Mayas y los Lencas y estos últimos se establecieron en Quelepa, en el este del país. Es en esta época que comienza a aparecer la alfarería, se forman aldeas agrícolas y la región experimenta un fuerte incremento de la población, así como una organización social más compleja. Estos pueblos recibieron una fuerte influencia cultural de los Olmecas, que aunque ocupaban principalmente el territorio mexicano, extendieron su influencia hacia el sur, como atestigua el hallazgo arqueológico de una cabeza tallada en piedra en Chalchuapa, en el oeste del país. En la segunda mitad del primer milenio aparece la cultura Cotzumalhuapa, con centro en la actual Guatemala, que llegó hasta El Salvador, donde tuvo una de sus principales ciudades en Cara Sucia, en el actual departamento de Ahuachapán. También los mayas tuvieron una fuerte presencia en el territorio salvadoreño. Sitios como el de Joya de Cerén, en el departamento de La Libertad, son ejemplo de esa cultura en El Salvador. Hacia el siglo X llegaron provenientes de México los Pipiles, un pueblo de lengua náhuatl que fundó hacia el siglo XII el Señorío de Cuzcatlán, que abarcaba la región centro-occidental de El Salvador. La nación pipil, que había alcanzado un alto grado de organización social, estaba dividida en setenta y cuatro provincias y se dedicaba principalmente al cultivo del maíz y del cacao. Al tiempo de la llegada de los españoles, el territorio de El Salvador estaba poblado por varios pueblos indígenas diferentes; además de los pipiles organizados en el Señorío de Cuzcatlán, también se encontraban mayas chortís y pokomanes, xincas, chorotegas y cacaoperas. Junto con Cuzcatlán, el Señorío Chortí y el Señorío Potón ocupaban el actual municipio de Metapán y el departamento de Chalatenango y la región oriental de El Salvador respectivamente.

 

LA CONQUISTA ESPAÑOLA

El primer europeo en llegar a las costas salvadoreñas fue el navegante español Andrés Niño, quien en el año 1522 desembarcó en la isla de Meanguera frente a El Salvador mientras navegaba hacia México. Dos años después, el adelantado Pedro de Alvarado y Contreras partió desde Guatemala para adentrarse en El Salvador y someterlo bajo el dominio de los españoles. Alvarado entró a Cuscatlán, como era conocida la región por los pipiles, en junio del año 1524 y se encontró con una fuerte resistencia por parte de los indígenas. Luego de ser derrotados y forzados a replegarse en Guatemala, fueron necesarias dos incursiones posteriores, en 1525 y 1528, para someter definitivamente a los pipiles. Para 1525 ya había sido fundada la primera villa de San Salvador que al poco tiempo fue abandonada y en 1545 se levantó un nuevo asentamiento en el Valle de las Hamacas alrededor del cual comenzó a crecer la actual capital del país. Los españoles buscaban las riquezas que habían encontrado en México, pero rápidamente se dieron cuenta de que el recurso más fácilmente disponible allí era la tierra, ya que el esfuerzo de extraer el poco oro existente en la región mediante el bateo, utilizando un colador para filtrar el agua de los ríos y así extraer las pepitas, consumía demasiado tiempo y mano de obra indígena. A partir del siglo XVII, ya se habían extendido en el territorio, primero el sistema de encomienda y luego el de repartimiento. Ambos modelos de organización que en teoría fueron propuestos en España para proteger ciertos derechos básicos de los indígenas, terminaron convirtiéndose en una manera de explotación de éstos, ya que el control que podía ejercer España sobre las colonias, especialmente en sitios periféricos del imperio como lo eran algunos territorios de Centroamérica, era relativamente escaso. La agricultura, que era la actividad económica principal de la región desde los tiempos anteriores a la conquista, fue desarrollada primero con el cacao, que pasó de ser un cultivo de subsistencia a ser el principal artículo de exportación, y luego con el añil, un pigmento de gran valor proveniente del jiquilite que fue producido hasta la segunda mitad del siglo XIX, cuando pudo ser fabricado industrialmente de manera artificial. El Salvador formó parte durante el período colonial de la Capitanía General de Guatemala junto los territorios de Guatemala, Costa Rica, Honduras y Nicaragua. La Capitanía dependía a su vez administrativamente del Virreinato de Nueva España, que tenía su capital en Ciudad de México. Los españoles organizaron un sistema social en la región que privilegiaba a las clases que tenían sangre española pura y así se fue estratificando la población entre españoles peninsulares, criollos, mestizos y los negros e indígenas, a quienes llamaban simplemente indios. A finales del año 1624 se provocó una de las más violentas rebeliones de los esclavos africanos, que fue sofocada por el capitán Juan Ruiz de Villela y que terminó con la ejecución al año siguiente de los rebeldes que fueron capturados en San Salvador.

LA INDEPENDENCIA DE LAS COLONIAS CENTROAMERICANAS

La llegada al trono español de la Dinastía de los Borbones en el año 1700 provocó una serie de reformas en la administración del imperio a lo largo de todo el siglo XVIII. En 1785, como consecuencia de estas reformas, fue creada la Intendencia de El Salvador por medio de una Cédula Real firmada por el rey Carlos III y a la cabeza de su gobierno quedó un gobernador-intendente designado por la Real Audiencia de Guatemala. En 1811, el intendente a cargo Antonio Gutiérrez y Ulloa fue derrocado por un grupo de criollos liderados por Manuel José Arce, el sacerdote José Matías Delgado y los hermanos Manuel, Vicente y Nicolás Aguilar, quienes buscaban liberar a El Salvador de la dominación que la aristocracia guatemalteca ejercía sobre ellos. El alzamiento fue sofocado, pero las tensiones llevaron a una nueva rebelión el 24 de enero de 1814 que fue duramente reprimida por el intendente José María Peinado y que terminó en un nuevo fracaso independentista. En 1821, pocos meses después de la declaración de la independencia mexicana, los representantes de las provincias centroamericanas que componían la Capitanía General de Guatemala proclamaron su independencia y su anexión al Imperio Mexicano dos años más tarde. Luego de resistir la anexión a México, la Alcaldía Mayor de Sonsonate, la Intendencia de San Salvador y Ahuachapán forman el 7 de febrero de 1824 el Estado de El Salvador, dentro de las Provincias Unidas de Centroamérica y ese mismo año, la asamblea constituyente presidida por José Matías Delgado promulga la primera Constitución Federal. Las tensiones dentro de la federación de estados centroamericanos los llevó a la confrontación militar en dos ocasiones en 1826 y en 1830. Hacia el final del último conflicto, en el año 1841, El Salvador declaró su independencia de la federación y promulgó su primera constitución como estado soberano e independiente, nombrando como primer presidente a Juan Lindo. El primer presidente electo del país fue Juan José Guzmán, que asumió el cargo en 1842 luego de realizadas las primeras elecciones de El Salvador. Las siguientes tres décadas fueron una sucesión de gobiernos liberales y conservadores que respondían a los caudillismos fuertes de Gerardo Barrios y Francisco Malespín respectivamente. 

 

LA REPÚBLICA DEL CAFÉ

En 1876 asumió la presidencia Rafael Zaldívar. Bajo su gobierno comenzó a desarrollarse la República Cafetalera, llamada así por el desarrollo de la industria del café y por la influencia que tuvo este cultivo, cuando los terratenientes cafetaleros dominaron las instituciones de la nación. Recién en 1931 llegó a la presidencia Arturo Araujo luego de elecciones libres, pero fue derrocado a fines de ese mismo año por militares apoyados por la oligarquía cafetalera que designaron presidente al General Hernández Martínez. Al año siguiente, bajo su gobierno se produjo el Levantamiento Campesino de 1932, que contó con el apoyo del Partido Comunista Salvadoreño y que fue duramente reprimido por los militares, dejando cerca de veinticinco mil muertos. En 1945 fueron convocadas elecciones libres y aunque los opositores al régimen sostenían la victoria del candidato Miguel Tomás Molina, los militares proclamaron vencedor al general Castaneda Castro. Una facción renovadora del Ejército derrocó a Castro en 1948 y dos años más tarde promulgó una nueva constitución y creó un nuevo partido, el PRUD, que se mantuvo en el poder hasta finales de 1960. Después de dos gobiernos provisionales y una nueva constitución que proscribía a los partidos de izquierda, convocó a elecciones en 1962 en las que resultó electo el candidato del Partido de Conciliación Nacional, el coronel Rivera. En 1969, El Salvador enfrentó militarmente a Honduras en el conflicto conocido como la Guerra de las Cien Horas, que costó cerca de dos mil vidas y provocó la repatriación desde Honduras de unos cien mil salvadoreños que residían ilegalmente en el vecino país. Un año más tarde se crean las Fuerzas Populares de Liberación Farabundo Martí y se forma la Unión Nacional Opositora. La UNO enfrenta en elecciones al partido militar dos veces en 1972 y 1977 y sus victorias no son reconocidas por los militares. Durante esta década comienzan a surgir grupos armados y organizaciones populares y el 15 de octubre de 1979 es derrocado gobierno del PCN por el movimiento de la Juventud Militar. 

EL CONFLICTO ARMADO Y EL REGRESO DE LA PAZ

La década de 1980 vio a El Salvador dividido y enfrentado en un sangriento conflicto civil que costó decenas de miles de vidas. Luego de la Junta Militar que tomó el poder en 1979, las fuerzas armadas del país comenzaron una violenta campaña de represión que dio lugar a masacres como la de El Mozote, en la que perecieron novecientos campesinos en diciembre de 1981. Las fuerzas de izquierda se organizaron mayormente en el Frente de Liberación Nacional Farabundo Martí, que contaba con el apoyo logístico de algunos países del bloque comunista. La guerra llegó a su fin en el año 1992, cuando fueron firmados los Acuerdos de Chapultepec, entre el FMLN y el partido ARENA, al que pertenecía el presidente Alfredo Cristiani y luego de los cuales el FMLN se convirtió en una de las principales fuerzas políticas del país. En las elecciones generales de 1994, el FMLN participó por primera vez como partido político y logró el veinticinco por ciento de los escaños en la cámara de diputados y en las elecciones municipales de 1997 accedió al gobierno de la capital. El partido ARENA resultó ganador en las elecciones presidenciales de 1999 y 2004. Recién en 2009, el candidato del FMNL Carlos Mauricio Funes Cartagena resultó victorioso y asumió como presidente el 1 de junio de ese mismo año, llevando por primera vez en la historia al FMNL al gobierno nacional.

 

 

El primer europeo en llegar a las costas salvadoreñas fue el navegante español Andrés Niño, quien en el año 1522 desembarcó en la isla de Meanguera”