Nombre oficial
República del Ecuador
Gentilicio
Ecuatorianos
Capital:
Quito
Idioma Oficial
Castellano
Población
283.561 (est. 2010)
Presidente
Rafael Correa Delgado
Prefijo Internacional
00593
Zona horaria
UTC -5, salvo en Galápagos, donde es UTC-6
Moneda
Dólar estadounidense
Otros grandes Centros Urbanos
Guayaquil, Cuenca, Machacala, Ambato, Santo Domingo de Colorados y Portoviejo
Superficie
406.752 Km2
Geografía y clima
Ecuador pede dividirse en varias unidades geográficas y climáticas.
Economía
Ecuador tiene una economía capitalista con rasgos populistas
Qué ropa usar
fresca y liviana
Tips
Fechas nacionales: 15 y 16 de febrero, 2 de abril, 1 de mayo, 24 de mayo, 9 de octubre, 2 y 3 de noviembre y 12 de diciembre.
Sitios imprescindibles
Quito, Galapagos, Guayaquil, Ingapirca


 
 
HISTORIA
República del Ecuador:
ECUADOR: UNA LARGA HISTORIA ENTRE DOS HEMISFERIOS
República del Ecuador - HISTORIA

En la historia de Ecuador se destacan la existencia de los testimonios más antiguos de vida humana en América, la prolongada y reiterada guerra con su vecino país Perú y el corolario de la dolarización de su economía. Con todos los condimentos necesarios de la historia latinoamericana, Ecuador es una alternativa apasionante para conocer.

LA INVASIÓN DEL IMPERIO INCA

En Ecuador se han encontrado los vestigios más antiguos de la presencia humana en América. Se trata de los dibujos paleolíticos de Chobsi y Cubilán, de una antigüedad aproximada de 12.500 años. Por esa razón, la historia prehispánica ecuatoriana se divide en distintos períodos que explican los niveles de desarrollo alcanzados por los pobladores de cada etapa.

La primera cultura en ser conquistada por los Incas fueron los Paltas, que se encontraba distribuida en una región del territorio ecuatoriano. Luego de invadirlos y conquistarlos, los Incas empezaron a avanzar sobre los Cañaris, tarea que les resultó aún más difícil a los ejércitos incaicos debido a la bravura con la que se defendieron. A pesar de la sólida defensa, los Incas se replegaron y esperaron la llegada de refuerzos, lo que llevó a los Cañaris a pactar y someterse a las condiciones impuestas por los conquistadores. Luego de este paso, el líder Túpac Yupanqui fundó la ciudad de Tomebamba, donde nacería Huayna Cápac, padre de Huascar y Atahualpa, dos protagonistas de la historia Inca.

Para el momento de la llegada de los europeos a las tierras americanas, el territorio ecuatoriano ya formaba parte del Imperio Inca. Pero el imperio no vivía un momento de paz. Estaba sumergido en una guerra civil entre los dos hijos del fallecido Huayna Cápac, Huáscar y Atahualpa, que pelearon por el control del imperio. La guerra la ganó Atahualpa, y mientras bajaba desde Quito hasta el Cuzco para proclamarse Inca, decidió entrevistarse en Cajamarca con unos desconocidos visitantes: los europeos. Pero el español Francisco Pizarro no guardaba buenas intenciones para el encuentro. Engañó a Atahualpa, lo hizo prisionero y luego lo ejecutó.

LUEGO DE LOS INCAS, LOS ESPAÑOLES

Durante el periodo colonial, el poder español se asentó en Quito -ciudad fundada en 1534 por Sebastián de Benalcázar- convertido en Audiencia dependiente del virreinato del Perú hasta 1739, año en que fue transferido al virreinato de Nueva Granada (Colombia). El 10 de agosto de 1809 un grupo de criollos de Quito se sublevó contra el poder colonial, pero ante el avance de las tropas realistas decidieron rendirse. Pese a que los jefes realistas habían prometido respetar la vida de los rendidos, el 2 de agosto de 1810 los independentistas fueron asesinados.

Los movimientos independentistas se iniciaron en octubre 1820, cuando criollos e individuos de la guarnición de Guayaquil dirigidos por José Joaquín de Olmedo se rebelaron y expulsaron a las autoridades fieles al rey. Pero los independentistas debieron esperar a la victoria de las tropas de Simón Bolívar en la batalla de Pichincha, librada el 24 de marzo de 1822 en tierra ecuatoriana, para liberarse del yugo español. Hasta 1830, Ecuador fue parte de la Gran Colombia, la gran nación ideada por Simón Bolívar que abarcaba los actuales territorios de Colombia, Venezuela, Ecuador y Panamá.

En 1830, la elite ecuatoriana decidió separarse de la Gran Colombia. Su primer presidente fue el venezolano Juan José Flores, quien gobernó hasta 1839. Pronto el país se sumergió en una amarga disputa entre los liberales de Guayaquil y los conservadores de Quito. En 1845 los liberales lograron imponerse y emprendieron la reorganización económica y política del Ecuador. En 1895, la Revolución Liberal llevó al poder a Eloy Alfaro, quien logró dictar una constitución liberal recién durante su segundo período (1907-1911). Pero Alfaro fue asesinado en 1912 y el país quedó bajó la influencia económica del imperio británico.

Hacia el fin del siglo XIX, los conservadores desalojaron a sus adversarios del poder. Le siguieron décadas de intentos de acercamientos y golpes de estado protagonizado por los bandos en disputa. Mientras tanto, Ecuador se posicionaba en el mercado internacional como proveedor de materias primas mientras las tensiones sociales irresueltas profundizaban la inestabilidad del sistema político.

A partir de 1930, la vida política de Ecuador estuvo dominada por la figura del caudillo José María Velasco Ibarra, quien inició su primer mandato presidencial en 1934, y posteriormente ocupó la presidencia otras cuatro veces.

LA GUERRA PERUANO-ECUATORIANA

En 1941 Perú ocupó militarmente la región de El Oro, pretendida también por Ecuador. Se inició así la cruenta guerra peruano-ecuatoriana, que resultó desfavorable a Ecuador y le obligó a resignar una vasta zona equivalente a la mitad de su territorio. En ese tiempo el Ecuador estaba inmerso en luchas políticas internas, por lo cual no se preparó bien la defensa de su territorio. El Ecuador tuvo que firmar prácticamente a la fuerza el Protocolo de Río de Janeiro, llamado "Tratado de Paz, Amistad y Límites". En los años siguientes Ecuador intentó recuperarse del caos que siguió a la derrota ante Perú mientras gobiernos de corte nacionalista se alternaban en el poder.

Hacia comienzos de 1972, Ecuador era un país sumido en el caos, con un presidente convertido en dictador civil, elecciones generales próximas a celebrarse y actores políticos cuyas futuras acciones eran impredecibles. Por esa razón, las fuerzas armadas decidieron tomar el poder e interrumpir el incipiente sistema constitucional que reinaba desde 1968. El golpe de estado de febrero de 1972 tomó por sorpresa a la opinión pública y a la comunidad internacional, y llevó al general Guillermo Rodríguez Lara al poder, quien se proclamó "nacionalista" y "revolucionario”.

Su gobierno estuvo amenazado por otros intentos golpistas, lo que desembocó en que la situación de Rodríguez Lara se hiciera insostenible y la cúpula de las fuerzas armadas le pidiera la renuncia, que se concretó en enero de 1976. A partir de ese momento el país quedó en manos de un triunvirato militar integrado por las tres armas. Meses después del golpe, el ministro de Gobierno, el entonces Coronel Richelieu Levoyer, estructuró un "Plan de retorno a la democracia", que incluyó un referéndum con el que se eligió mediante voto popular una nueva constitución.

EL EXCÉNTRICO BUCARAM Y LA DOLARIZACIÓN

En 1992 comenzó una nueva etapa liberal impulsada por el presidente Sixto Durán Ballén, del partido Unidad Republicana. En 1995 estalló un nuevo conflicto con Perú que pronto se transformó en una guerra de baja intensidad. La intervención de los países de la región frenó los enfrentamientos. Después de varias escaramuzas, Perú y Ecuador firmaron una doble declaración de paz en Brasilia y Montevideo. En 1996, ganó las elecciones y asumió la presidencia Abdalá Bucaram, un excéntrico y deshonesto dirigente que profundizó la liberalización económica al tiempo que instauraba el dólar norteamericano como moneda nacional. Su desastrosa gestión económica y sus frecuentes escándalos provocaron protestas populares masivas y una huelga general. El 25 de mayo de 1997 Bucaram fue derrocado tras una serie de manifestaciones opositoras y la revocación de su mandato por parte del Congreso, que lo declaró demente e incapaz de ejercer su cargo.

En el año 1999, el gobierno decretó un feriado bancario en el cual la mitad del sistema financiero ecuatoriano colapsó y miles de ahorristas perdieron su dinero. La pésima administración económica causó una recesión tal que obligó a miles de personas a buscar trabajo en el extranjero. En el año 2000 la situación se tornó insostenible por los altos niveles de inflación y crisis económica generalizada. En un intento para controlar la economía, el nuevo presidente electo Mahuad adoptó la dolarización el 9 de enero del 2000, en la cual el país renunciaba a su política económica, y adoptaba el dólar estadounidense como moneda oficial para todo tipo de transacciones.

Como respuesta a esa medida económica, el presidente Mahuad fue depuesto en enero de ese año tras una serie de protestas masivas contra sus planes de racionalizar el gasto estatal. Todo ello provocó una huelga general, movilizaciones indígenas y un intento de golpe de estado que duró algunas horas. El vicepresidente Gustavo Noboa, quien conforme a lo que dicta la Constitución, asumió la Presidencia y estableció en abril un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional para acceder a créditos por un valor cercano a los 800 millones de dólares, con el objetivo de continuar y fortalecer la dolarización aplicada por su antecesor, aplicando medidas de ajuste en diversos sectores de la economía.

ECUADOR HOY

En 2006 asumió el presidente Rafael Correa, quien ganó con una abultada diferencia merced a su discurso populista y nacionalista. Correa usó el apoyo masivo para impulsar una reforma constitucional y aprobar medidas que aumentaban el control del estado sobre la economía. El 1 de marzo de 2008, Correa debió enfrentar una extrema tensión con Colombia, cuando soldados de ese país asesinaron al dirigente de la Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Raúl Reyes, en un bombardeo a un santuario de la guerrilla en territorio ecuatoriano.

Reelecto en 2009, Correa debió enfrentar una nueva crisis el 30 de septiembre de 2010. Fue durante una sublevación de la policía de Quito, que pronto derivó en una feroz balacera durante la cual algunos uniformados intentaron matarlo, no obstante lo cual, logró mantenerse en el poder.

Ecuador: una larga historia entre dos hemisferios”