Nombre oficial
República de Costa Rica
Gentilicio
Costarricense
Capital:
San José
Idioma Oficial
Español
Población
4.700.000 hab. (est. 2013)
Presidente
Laura Chinchilla Miranda
Prefijo Internacional
+506
Zona horaria
UTC-6
Moneda
Colón costarricense
Otros grandes Centros Urbanos
Limón, San Francisco, Alajuela, Liberia.
Superficie
51.100 km2
Geografía y clima
Es un istmo continental atravesado por varios cordones montañosos de noroeste a sudeste, una meseta central y una angosta llanura costera sobre el Océano Pacífico que se ensancha hacia el norte. El clima es tropical, con temperaturas entre los veinte y treinta grados centígrados, y una estación seca entre los meses de diciembre y abril.
Economía
La economía del país está basada en los cultivos tropicales, especialmente el café y la banana, de la que produce el 5% mundial. En las últimas dos décadas la industria creció de la mano de la producción de medicamentos y componentes electrónicos. El turismo, ecológico y de aventura, sustenta un importante sector de servicios.
Qué ropa usar
Ropa liviana de algodón, mangas largas y protección contra los insectos; ropa efectiva para protegerse de la lluvia, que según la estación puede ser muy abundante; abrigo mediano a fuerte, si se visitan las zonas montañosas, ya que la temperatura puede descender hasta los 5 grados centígrados.
Tips
Día de la Independencia: 15 de septiembre.
Sitios imprescindibles
San José, Refugio Nacional de Caño Negro, Puerto Limón, Puntarenas


 
 
HISTORIA
República de Costa Rica:
COSTA RICA: Centro del continente
República de Costa Rica - HISTORIA

La tierra de los Ticos, como se denominan a ellos mismos los costarricenses, es una de las democracias más estables de América Latina. Es el único país del continente que carece de fuerzas armadas, lo que da clara muestra de la vocación por la paz de su pueblo. A mitad de camino entre los grandes imperios indígenas que poblaron América al norte y al sur del país, Costa Rica es reconocida por la riqueza de su flora y fauna y por la belleza de sus costas, como también por su producción de café, una de las más apreciadas del planeta.

LA ÉPOCA PRECOLOMBINA

Sabemos por los hallazgos de los arqueólogos que la región que hoy ocupa Costa Rica estuvo habitada ya desde aproximadamente el año 10 mil antes de la era cristiana. Los primeros pueblos fueron tribus nómades descendientes de los antiguos migrantes que habían llegado desde Asia a través del Estrecho de Bering, que estuvo congelado durante la última gran glaciación y que sirvió de puente entre las costas orientales del continente asiático y Alaska. Estas tribus cazadoras recolectoras ocuparon toda la región de América Central y dieron lugar a las distintas civilizaciones que surgieron en el continente. Hacia el año 2000 a. C., estos pueblos nómades comenzaron a desarrollar la agricultura, primero con tubérculos y luego domesticando especies como el maíz, lo que los empujó a asentarse y desarrollar los primeros poblados. Los hallazgos arqueológicos en Guayabo ofrecen pruebas de ocupación de 2500 años de antigüedad y a su alrededor se encuentran vestigios que todavía no han sido estudiados completamente que dan cuenta de grupos de aldeas que pudieron llegar a albergar hasta 10 mil habitantes. La mayor parte de la población autóctona de Costa Rica se ubicaba en la zona conocida como Área Intermedia, una región etnológica en la zona del Caribe que culturalmente se encontraba en el medio de tres grandes civilizaciones americanas: los Mayas y los Aztecas, al norte, y los Incas, al sur. Entre los siglos III a. C. y el III de nuestra era, el crecimiento de la población, junto con la expansión de los intercambios comerciales, fueron provocando una transición de la organización de los pobladores desde un sistema tribal hacia una sociedad de caciques, con un alto grado de organización y un sistema sucesorio claro. 

LA CONQUISTA ESPAÑOLA

A la llegada de Cristóbal Colón a Puerto Limón durante su cuarto viaje al continente americano en el año 1502, Costa Rica estaba habitada por cinco grupos definidos de indígenas. Los Borucas ocupaban el centro y el sur de la costa del Pacífico, los Bribri se encontraban al sur hacia el área que hoy ocupa Panamá, los Caribes estaban en la costa del mar Caribe, los Corobicí en la región de la meseta del norte, y los Chorotegas en la Península de Nicoya. Los distintos grupos indígenas no llegaban en total a los 40 mil habitantes y esto tuvo sus consecuencias en el desarrollo de la conquista española en el territorio costarricense. La primera población estable levantada por los españoles fue Villa de Bruselas, fundada en el año 1524 por Francisco Fernández de Córdoba, que tuvo una breve existencia de menos de un lustro. Los siguientes 40 años estuvieron signados por distintos intentos de los españoles de establecerse en la región. La mayor fuerza de resistencia indígena frente a los españoles estuvo en manos del rey Garabito, monarca del reino de los Huétares, quien enfrentó mediante una táctica de guerrillas los intentos de Juan de Cavallón y Arboleda y Juan Vázquez de Coronado de establecerse allí. A diferencia de lo que ocurría en otras partes del continente americano, en la región que ocupa Costa Rica los españoles no encontraron a ningún gran imperio que poseyera enormes riquezas. La población del país era escasa comparada con los mayas, los aztecas y los incas, y los españoles no pudieron contar demasiado con la mano de obra indígena. Esto sumado a la dificultad que ofrecían la geografía y las selvas del país, junto con enfermedades como la malaria y la lejanía respecto a otras colonias, mantuvieron a Costa Rica relativamente aislada del resto de los territorios dominados por los españoles, lo que le permitió operar casi como una unidad autónoma dentro del Imperio Español. Costa Rica se fue convirtiendo de esa manera en una especie de democracia rural con un carácter étnico y lingüístico homogéneo y gradualmente una tradición de igualdad comenzó a desarrollarse sin una clase indígena o mestiza que fuera oprimida por los lugartenientes. Hacia el final del siglo XVI los españoles habían levantado pueblos estables como Aranjuez y Esparza, casi en la costa del Océano Pacífico y Cartago, en la región de la meseta central, y habían logrado contener los avances del Rey Garabito. Cartago fue el sitio donde se establecieron los gobernadores nombrados por el rey español. Durante el período posterior a la conquista, Costa Rica fue parte de la Capitanía General de Guatemala, también llamado Reino de Guatemala, una entidad territorial dependiente del Virreinato de Nueva España y fue administrada por un gobernador militar. Este territorio del país, que no ofrecía metales preciosos como en otras regiones del continente, fue destinado para el desarrollo de la agricultura. Durante los siguientes 200 años, los colonos, entre los que había judíos sefardíes, se establecieron en distintos pueblos alrededor del llamado Valle Central y la región del Pacífico Seco y sostuvieron una vida austera. Recién hacia el final del siglo XVIII, las autoridades coloniales comenzaron a interesarse por las posibilidades comerciales de la agricultura y fomentaron el cultivo de la planta de tabaco y del cafeto, que pasaron al poco tiempo a ser las primeras exportaciones de importancia de la región. La Constitución española promulgada en 1812, conocida también como la Constitución de Cádiz, tuvo como consecuencia la reorganización administrativa de varias de las colonias americanas. El Reino de Guatemala fue dividido en la Provincia de Guatemala y la Provincia de Nicaragua y Costa Rica, con su capital en la ciudad de León.

LA INDEPENDENCIA DE LAS COLONIAS

En el mes de septiembre de 1821, la provincia junto con las provincias coloniales de Guatemala, Comayagua, San Salvador y Ciudad Real de Chiapas, declaró su independencia de la monarquía española, y el 1 de julio de 1823 se formalizó la independencia completa de España, México y cualquier otra nación, tomando el nombre de Provincias Unidas del Centro de América. Las provincias estuvieron gobernadas por dos triunviratos distintos hasta el año 1825, tiempo en el que se sentaron las bases para la promulgación de una constitución propia. El 22 de noviembre de 1824, la Asamblea Constituyente proclamó la República Federal de Centro América, estado al que Costa Rica perteneció hasta el año 1839. En el año 1844, en las primeras elecciones presidenciales con sufragio directo realizadas en el país, fue elegido presidente Francisco María Oreamuno Bonilla. Tres años más tarde asumió la presidencia José María Castro Madriz, quien proclamó a Costa Rica como República Soberana e Independiente el 31 de agosto de 1848, por lo que se lo conoce en el país como el Fundador de la República. A finales de la década de 1850, Costa Rica fue víctima del ataque del filibustero William Walker. Éste, que tenía la idea de establecer una colonia esclavista en América Central, había llegado a Nicaragua y luego de involucrar a sus mercenarios en un conflicto interno entre fuerzas políticas en ese país, logró controlar el poder a través del presidente provisional nicaragüense. Desde allí intentó expandir su dominio hacia Costa Rica, cuyo ejército, comandado por el presidente Juan Rafael Mora Porras, le declaró la guerra y lo venció poco tiempo más tarde en Nicaragua. En 1870, una Asamblea Constituyente designó al General Tomás Guardia, luego de la renuncia de Bruno Carranza Ramírez, como presidente del país. Guardia había combatido contra el filibustero Walker y fue el primer presidente militar del país. Bajo su mandato se proclamó en Costa Rica, en el año 1871, una nueva constitución de corte liberal en la que se establecía la división entre los tres poderes del estado, se abolía la pena de muerte y se otorgaba la libertad de cultos. También durante su gobierno comenzó la construcción del ferrocarril del Atlántico, buscando una salida al océano para llegar a Europa sin tener que dar la vuelta a todo el continente. Su primera administración se extendió hasta el año 1876, y un año más tarde asumió el poder como presidente de facto, ejerciendo el cargo hasta su muerte en 1882. En 1889 se volvieron a celebrar elecciones completamente libres y Costa Rica experimentó un período de consolidación económica con la llegada de empresas extranjeras y el desarrollo industrial de los ferrocarriles y la agricultura. La estabilidad institucional fue rota durante dos años en 1917, cuando Federico Tinoco Granados derrocó con un golpe de estado militar al presidente González Flores, permaneciendo en el poder durante dos años para después huir hacia Europa, en 1919. Luego de tener autoridades provisionales algunos meses, el país volvió a celebrar elecciones generales en las que resultó electo Julio Acosta García. 

LA DEMOCRACIA MODERNA

En 1948 el país volvió a conmocionarse luego de unas elecciones fraudulentas con una corta pero sangrienta guerra civil que costó cerca de dos mil vidas y duró cinco semanas. Al terminar la contienda, José María Hipólito Ferrer asumió la presidencia y fundó la Segunda República, además de abolir el ejército costarricense, lo que puso al país en el camino de la paz y la democracia nuevamente. Figueres Ferrer volvió a ser elegido presidente en 1953 y para un tercer mandato en 1970. Apodado Don Pepe, durante su último mandato se creó la Universidad Nacional de Costa Rica, la Comisión Nacional de Asuntos Indígenas, y se nacionalizó el Ferrocarril al Atlántico, por lo que es una de las figuras políticas más importantes de la historia del país. Costa Rica logró mantenerse casi completamente al margen de los conflictos civiles que asolaron a la región en la década del 80, hacia el final de la Guerra Fría. El presidente Óscar Arias Sánchez, cuyo primer mandato fue entre los años 1986 y 1990, recibió el Premio Nobel de la Paz por sus esfuerzos para lograr la paz en Guatemala, Honduras, El Salvador y Nicaragua. Luego de asumir por segunda vez la presidencia en el año 2006, al terminar el mandato fue sucedido en 2010 por Laura Chinchilla Miranda, la primera mujer electa para el cargo de presidente en la historia del país.

A la llegada de Cristóbal Colón a Puerto Limón durante su cuarto viaje al continente americano en el año 1502, Costa Rica estaba habitada por cinco grupos definidos de indígenas.”